Era una fija: Magna se queda con Opel

opel-okey

Habíamos contado que, tras la deserción de Fiat para la adquisición de la alemana Opel, la principal candidata era Magna.

Y finalmente el fabricante de componentes austríaco-canadiense llegó a un acuerdo con General Motors, tras casi 6 horas de reunión en la Cancillería teutona.

Magna, con una plantilla de 70.000 empleados en 25 países, cuenta con la ayuda para su operación en Opel del consorcio ruso GAZ, que produce desde turismos y camiones hasta vehículos blindados.

La oferta inicial de la compañía austríaco-canadiense prevé una inversión propia y del banco ruso Sberbank de 700 millones de euros. Magna, al igual que Fiat, tenía en mente recortar 10 mil puestos de trabajo de los 52.000 que tiene Opel en varios países europeos.

La decisión última respecto al futuro de Opel corresponde a General Motors, al borde de la bancarrota y al gobierno de EE UU, aunque no creemos que hayan problemas porque Obama ya se manifestó públicamente a favor del acuerdo.

Te puede interesar

Escribe un comentario