Energías limpias, ¿desde 2011?

Lo hemos analizando detenidamente en más de una ocasión, pues hablar de las energías renovables no implica sólo analizar la contaminación del planeta o la desaparición del crudo a nivel mundial. Implica hablar de un cambio de paradigma mundial en el que se debe no sólo reemplazar al crudo por energías renovables sino adaptar a las grandes ciudades y a las sociedades a nuevos hábitos de vida y consumo y, lógicamente, al mundo de la economía.

Por lo pronto, el informe de Predicciones de Energía 2011 de la agencia Deloitte estableció en su análisis que el año 2011 será clave para las energías limpias, principalmente por un notable desarrollo de la actividad nuclear en los países en vías de desarrollo y la utilización de las energías limpias como la solar en los hogares y las empresas.

Si bien la tendencia no augura un cambio radical en lo poco que resta del año para el inicio de 2011, el avance de potencias como China impulsará el consumo de energías limpias y más aún la aceptación de las tecnologías verdes en los hogares y en el transporte, quizá la industria más avanzada.

Se estima que las reservas de petróleo se extenderán por no más de 30 años al ritmo de consumo actual. Es en esos años en que el mundo, sin mayores alternativas, deberá abandonar una matriz energética para adoptar otra.

Te puede interesar

Escribe un comentario