¿En qué consisten las operaciones intradia?

A través de las operaciones intradia también se pueden rentabilizar los ahorrosSeguramente en algún momento hayas escuchado o leído el termino intradia, pero no sepas realmente lo que es, y mucho menos cómo puede afectarte a tus relaciones con los mercados de renta variable. Pues bien, se denominan operaciones intradia a aquellos movimientos en bolsa que se desarrollan en la misma sesión bursátil, es decir, en el mismo día, y que no necesitan de mayores demoras en su resolución. Y que requieren de unas características muy especiales de las que adolecen otras estrategias en la inversión.

Ni todos los inversores pueden realizarlas, si por supuesto, todos los valores del mercado son receptivos a estas operaciones tan rápidas y expeditivas. No en vano, tendrás que formalizar la orden de compra como la de venta en un mismo día, para cumplir con sus exigencias. Siendo, como consecuencia de esta singularidad, los inversores más especulativos los más propensos a desarrollarlas con cierta regularidad.

En primer lugar, habrá que detectar si eres un inversor que puedes impulsar esta clase de operaciones tan agiles. Solamente los cortoplacistas son los que operan en el mismo día, con el afán de conseguir rápidamente las máximas plusvalías posibles, incluso en pocas horas pueden finiquitar sus movimientos en los mercados financieros. En cualquier caso, las operaciones intradia no están destinadas a perfiles de inversores conservadores que buscan el medio o largo plazo para rentabilizar sus ahorros.

Destinatarios de las operaciones intradia

Sus potenciales beneficiarios son personas que cuentan con gran experiencia en los mercados de renta variable, y que están avalados por infinidad de operaciones de estas características. Su nivel de experiencia de es muy alto, y en cualquier caso por encima del presentado por otros inversores. Otro de las singularidades de estos inversores es que frecuentemente realizan sus operaciones, no desde su sucursal bancaria, ni incluso desde el ordenador de caso, sino aprovechándose de la implantación de los nuevos medios tecnológicos (móviles, tabletas, etc.).

Utilizan sistemas de contratación online, y a lo que une otra característica obligatoria muy importante, y es que disponen de la cotización de los valores en tiempo real. Para ello habrá que contratar los servicios de un banco o intermediario financiero que cuente con este servicio. No será muy difícil de conseguirlo, ya que buena parte de las entidades ofrecen aplicaciones que llevan incorporadas esta prestación tan esencial para realizar las operaciones intradia, o en el mismo día. Y lo más importante, sin que te suponga ningún desembolso económico, ya que es un servicio gratuito para los clientes.

Solamente desde este entono podrás operar en cualquiera de los mercados bursátiles. No te tienes que limitar exclusivamente a la renta variables nacional, sino que puedes abarcar otras áreas geográficas: europea, norteamericana, asiática, etc. No tienes límites para importar estos movimientos en la inversión. Solo los que impongas desde tu perfil como pequeño o mediano inversor, nada más.

¿Cómo debes operar?

¿Sabes cuando debes invertir en las operaciones en el mismo día?Esta clase de operaciones son un tanto especiales, y requieren de unas señas de identidad propias para conseguir tus objetivos. La rapidez para formalizar sus órdenes será un elemento imprescindible para que lleves la inversión a buen puerto. No en vano, será clave que ajustes correctamente los precios de compra y venta. Si los desarrollas con éxito tendrás mucho que ganar a partir de ahora. Incluso será necesario que tengas mucha sangre fría hasta esperar a que el precio de un valor llegue a los niveles deseados.

La paciencia será otra característica que debas aportar a las operaciones intradia, ya que si no se cumplen los precios exigidos deberás renunciar a formalizar la operación. No en vano, los inversores que operan en el mismo día no los hacen todas las semanas, sino únicamente cuando hay oportunidades de hacer negocio en los mercados de renta variable. Una de sus principales máximas es que hay que saber esperar, y como consecuencia de ello, llegará finalmente la recompensa.

También deberás aportar una cuenta corriente saneada para respaldar las operaciones. No hace falta ser millonario para convertirte en un operador intradia, pero si estás avalado por unos potentes ahorros, pues mejor que mejor. Y en cualquier caso, deberá ser un dinero que deberás destinar exclusivamente a la inversión, y no a otras finalidades de tu vida privada. Para finalmente a través de tus estrategias ir creando una potente bolsa de ahorro de cara a los próximos años. Será la señal más nítida que has triunfado en tus objetivos.

Las órdenes de compra, que deberán ser muy selectivas, deberán aplicarse en las franjas mínimas de su cotización, mientras que las de venta en el sentido contrario, es decir, cuando alcancen los máximos de la sesión de bolsa. Quizás sea el movimiento más complejo en las operaciones intradia, y que no siempre puede hacerse correctamente. Son precisamente en los períodos alcistas cuando es más factible de realizar con éxito estos movimientos en los mercados.

¿Qué objetivos puedes cumplir?

Los inversores que se dedican a esta clase de operaciones intradia no obtendrán en cada una de ellas importantes ganancias, sino que generalmente estarán en torno a un rendimiento entre el 2% y 5%. Suele ser la diferencia entre el precio máximo y mínimo durante una misma sesión bursátil. Raramente exceden de estos márgenes, y tan solo en situaciones muy puntuales pueden generarse movimientos más bruscos. Y por tanto con mayores posibilidades de rentabilizarse.

Si bien las plusvalías serían menores que en los movimientos dirigidos a medio y largo plazo, al poderse repetir durante todos los años, incluso meses, propicia que al final los rendimientos sean mayores, hasta llegar a conseguir unos beneficios más altos de los inicialmente previstos. Pero claro está, no será tan fácil como puedas pensar, y con toda seguridad más de una operación será desacertada, y hasta pierdas mucho dinero por el camino.

Marcarte unos objetivos mínimos y ser disciplinado en las estrategias utilizadas te ayudará mucho para conseguir los fines perseguidos como inversor que eres. Y claro está, si no te ves preparado para llevar a cabo estas operaciones en el mismo día, o no cuentas con la experiencia necesaria, mejor será que desistas del intento, y te mantengas como un inversor tradicional. En ambos casos lo primordial será rentabilizar los ahorros, aunque sea por diferentes caminos.

Y eso sí, tendrás que estar muy pendiente de la evolución de los mercados de renta variable durante todo el día. Para ello, tendrás que disponer del tiempo suficiente como para dedicarte a esta actividad que es la inversión en bolsa. Incluso con un mejor acceso a la información disponible, tanto de los mercados bursátiles, como de los valores que integran sus índices de cotización.

10 consejos para invertir

los mejores consejos para operar intradiaPara canalizar con mayor éxito tus aspiraciones de convertirte en un inversor intradia, no estará de más que importes alguna de las líneas de actuaciones que te ayudarán a conseguir los objetivos, no sin algún que otro esfuerzo por tu parte. Y que se básicamente estarían vinculadas a las siguientes pautas de comportamiento.

Desde luego que no harán multimillonario, pero sí que al menos te permitirán elevar tu nivel de vida a partir de estos momentos. Hasta incluso sufragarte ese pequeño capricho que estabas buscando hace tiempo: un gran viaje, una nueva moto, o aquello que siempre anhelabas y no podías satisfacerlo.

  1. Antes de operar en la misma sesión bursátil, será muy aconsejable que experimentes tu estrategia inversora a través de un simulador, que probablemente tenga tu banco de siempre. Y con el podrás adquirir algo de experiencia para cuando tengas que afrontar las operaciones reales.
  2. Concéntrate en los valores que tengan mayores oscilaciones en sus precios, ya que serán los más propensos para desarrollar esta estrategia de inversión. Cuando mayor sea la volatilidad, mejor será para tus intereses, y más amplias ganancias podrán ir a parar a tu cuenta corriente, y con cierta regularidad.
  3. Estate informado de todo lo que pasa en los mercados de renta variable, ya que puede propiciar para realizar interesantes operaciones en bolsa, y quien sabe si alguna que otra oportunidad de negocio. Casi te deberías comportar como si de un profesional de la inversión fueses.
  4. Aprovecha la tendencia alcista de los mercados financieros para entrar y salir de los valores en el mismo día, con unos márgenes de beneficios mucho más favorables para tus intereses, y por encima de otros escenarios ciertamente adversos.
  5. Trata de contratar una tarifa plana para contener los gastos que se derivan de sus comisiones. Y que con toda seguridad te servirá para ahorrar muchos euros todos los años, optimizando aún más cada una de las operaciones emitidas.
  6. No trates de apurar nunca los beneficios, ya que de lo se trata es de obtenerlos, no de su porcentaje. En cualquier caso, sí que deberás evitar perder gran parte de tu patrimonio, a través de una orden de limitación de pérdidas.
  7. Unas operaciones destinadas a tan cortos espacios de tiempo necesitarán que cambies de chip, y desarrolles unas estrategias que serán completamente diferentes a las formuladas para períodos de mayor permanencia en las plazas bursátiles.
  8. No creas que todas las operaciones te saldrán conforme a tus expectativas, sino el planteamiento que debe prevalecer es el de mantener un balance positivo durante todo el ejercicio, y cuanto más elevado sea, mejor para tus intereses como ahorrador.
  9. Céntrate mejor en aquellos valores que mejor conozcas, ya que te será más fácil sacar partido a su rendimiento en los mercados financieros. Y no aquellos que desconoces o no sabes cómo reaccionarán ante un determinado escenario económico.
  10. Y por último, trata de imponer una disciplina a tu estrategia inversora, que no solamente te ayude a rentabilizar los ahorros, sino también a contener las pérdidas en las situaciones más desfavorables para tus intereses como pequeño inversor.
Te puede interesar

Un comentario

  1.   Gervasi dijo

    Podrías hacer una especie de recomendaciones para operar en intradia, a parte de las que indicaís?

Escribe un comentario