En plena crisis, el Estado ruso refuerza su presencia en la economía

Las autoridades de ese país, que nos exhibieron premura a la hora de afrontar los efectos locales de la crisis financiera mundial, aumentarán el peso del Estado de la en la economía, aunque el primer ministro Vladimir Putin aseguró que el giro será “temporal”.

La puesta en marcha de un plan de rescate de unos 200.000 millones de dólares se concretó con la atribución de los primeros préstamos masivos a oligarcas como Oleg Deripaska, el hombre más rico de Rusia, quien se especializa en el aluminio.

Hay muchas empresas que se disputan la atribución de una fracción de los 50.000 millones de dólares desbloqueados por el gobierno con el fin de ayudar a grupos endeudados y evitar que los bancos extranjeros se apoderen de los activos.

El gobierno ruso aumentó también hasta 20.000 euros la garantía de los depósitos de particulares. Las otras medidas se basan sobre todo en ayudas financieras al sector bancario, necesitado de liquidez.

Te puede interesar

Escribe un comentario