En Grecia todo apunta al default

Se suman los inconvenientes a la economía de la región europea porque la calificadora Standard & Poors decidió rebajar la calificación del país helénico y la única salida posible para el país no sería otra que recurrir al inevitable default financiero.

De esta manera, la agencia estipuló en la asignación “CCC” con lo cual será la única salida posible recurrir a la cesación de pagos tras una grave situación que no logra superar desde que cayó en bancarrota la primera vez.

Este escenario marca para los mercados financieros internacionales una etapa más de extrema gravedad no sólo para los griegos sino para toda la Eurozona, pues agiganta los miedos de una crisis mayor extendida a naciones como Irlanda, Italia y sobretodo, España.

De esta manera, para el próximo año o año y medio, la comunidad financiera internacional podría volver a rebajar la calificación griega, es decir, complicar más aún a una nación que deberá reponerse, someter a sus propios habitantes a un extenso ajuste financiero y adeudar a la Nación por más de una década.

Te puede interesar

Escribe un comentario