En busca del fraude fiscal

A partir del próximo lunes no se podrá pagar por actividades profesionales importes iguales o superiores a 2.500€ en efectivo, “aunque se refieran a operaciones concertadas con anterioridad al establecimiento de la limitación”.

Así lo  recoge la nueva Ley de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude del Gobierno de Mariano Rajoy, que busca combatir el fraude fiscal. 

A partir del próximo lunes no se podrá pagar por actividades profesionales importes iguales o superiores a 2.500€ en efectivo, “aunque se refieran a operaciones concertadas con anterioridad al establecimiento de la limitación”.

Así lo  recoge la nueva Ley de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude del Gobierno de Mariano Rajoy, que busca combatir el fraude fiscal.

La medida afecta a las transacciones en las que al menos una de las partes sea un profesional; por lo que no se podrá pagar dicha cantidad en efectivo, por ejemplo, para la adquisición de un vehículo en un concesionario, pero sí cuando se pague a un particular en una compra-venta de segunda mano.

El incumplimiento de la nueva norma conllevará un 25% del valor total de la transacción como multa. Hacienda podrá reclamar dicho pago tanto al comprador como al vendedor, así como establecer el pago solidario en casos de insolvencia por alguna de las partes.

Además, como novedad, se introduce la figura del delator fiscal, que podrá denunciar el hecho ante la Administración e incluso vía internet en los tres meses siguientes a la infracción, viéndose así exonerado completamente.

La nueva ley obliga asimismo a los ciudadanos a informar sobre aquellas cuentas en el extranjero de las que sean titulares, beneficiarios o en figuren como autorizados. Este requisito de información se aplica también a cualquier título, activo o valor de los que sean titulares y que se encuentren depositados o situados en el extranjero, así como sobre los bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles de su titularidad.

Más información – Amnistía fiscal; recaudación mediante el perdón

Fuente – Servimedia, Cinco Días

Te puede interesar

Categorías

Noticias

Ida de la Hera

Periodista y educadora social. Cofundadora y miembro de la ONG Kasak. Experta en información internacional y comunicación corporativa.... Ver perfil ›

Escribe un comentario