Empresarios europeos creen que la crisis en EE.UU. no los afectará

El presidente de la confederación empresarial europea, Ernest-Antoine Sellière, declaró “que si no hubiese una crisis financiera, diríamos que la situación económica está lista para mejorar”, en referencia a la devaluación del euro, el descenso de los precios del petróleo y la caída de la inflación.

Más allá de la situación inquietante, que incluyó la quiebra de Lehman Brothers, el tambaleo de otras empresas y la inyección de decenas de millones de dólares por los bancos centrales de varios países, quienes manejan los destinos de las principales empresas mostraron la esperanza.

“Para nuestras federaciones, lo que pasa en el sector financiero no es el fin del mundo. No son tan pesimistas”, afirmó Seillière.

A pesar de su optimismo reinante, admitió que habrá “dificultades en cuanto a las capacidades de crédito disponibles” y reveló que no será fácil “convencer a los bancos de acordar préstamos”.

“El sentimiento de nuestros miembros es que hoy en día hay incertidumbre. Pero no se percibe que eso tenga un efecto en la capacidad de desarrollo de las empresas”, cerró.

Te puede interesar

Escribe un comentario