El Presidente de la FED anuncia malas nuevas ante el Congreso

Ben Bernanke

Ante el Congreso estadounidense, Ben Bernanke, el Presidente de la Reserva Federal (FED), derramó un balde de agua helada sobre aquellos que aún esperaban buenas nuevas en un mercado que intenta despegarse de una crisis tan repentina como devastadora.

Que los Estados Unidos sufrirán una fuerte desaceleración en este último trimestre, no es algo que sorprenda a muchos, pero no es lo mismo que lo digamos nosotros a que Bernanke lo anuncie en persona ante el Congreso.

Y eso no es todo, la desaceleración del crecimiento vendrá acompañada de una mayor contracción del sector inmobiliario y de un enfriamiento del consumo y la inversión. Nada favorable para el gigante del norte.

Por ahora, la prioridad para la FED estará en garantizar la solvencia de los bancos, para lo cuál, diseñó un proyecto que reglamenta mayores exigencias y minimización de los riesgos.

Por si fuera poco, el fantasma inflacionario comienza a asomarse y a ser nombrado por analistas y autoridades. La depreciación de la moneda, la valorización creciente de la energía y la tensión del mercado financiero por la crisis de las hipotecas puede traer en el corto plazo un alza en el nivel general de precios.

Ya no cabe duda, a meses de empezado el 2008, seguiremos hablando de lo mismo.

 Vía | BBC

Te puede interesar

Escribe un comentario