El Mundial no relanza la economía de Brasil

Dilma Rousseff

Los brasileños tenían puestas grandes esperanzas en el Mundial de Brasil tanto desde el punto de vista deportivo como económico. En el primer apartado sucumbieron estrepitosamente tras caer eliminados en semifinales ante Alemania por un rotundo 1-7, después de un campeonato de pocas luces y muchas sombras. Aún faltaba entonces por conocer lo que había supuesto la Copa del Mundo para la economía del país…

Tras un final futbolístico de campeonato lleno de lágrimas, no se podía esperar mucho más de los resultados económicos. Según el informe “De vuelta a la realidad: Brasil después de la Copa del Mundo” elaborado por el banco suizo UBS, el deterioro de la economía de Brasil continúa a día de hoy a pesar del Mundial, algo que podría afectar considerablemente a las elecciones presidenciales del próximo mes de octubre. La imagen de los gobernantes ha quedado seriamente dañada.

Buena parte de los indicadores económicos están muy por debajo de las expectativas creadas antes de la disputa de la Copa del Mundo. Entre ellos el PIB, que había crecido un 0,2% en el primer trimestre del año. Esto indica que Brasil necesita en estos momentos una nueva estrategia. Su modelo económico basado en el gasto público y el crecimiento del crédito a través de subvenciones ha llegado al límite y no va a ofrecer nada positivo a estas alturas.

Bajo esta premisa, el UBS estima que Dilma Roussef no va a conseguir la reelección en la primera ronda de los comicios electorales. Lo más probable es que haya una nueva ronda entre Dilma y Aecio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña. Hasta hace unos días se especulaba también con las opciones de Eduardo Campos, del PSB, pero desgraciadamente este falleció hace unos días al estrellarse la avioneta privada en la que viajaba.

Se ha llegado en Brasil al punto de trazar un paralelismo entre los logros en este Mundial del ex seleccionador brasileño, Luiz Felipe Scolari, y la presidenta del país, Dilma Roussef. Si hubo lágrimas sobre el terreno de juego todo apunta a que las habrá también sobre la economía.

 

 

Te puede interesar

Escribe un comentario