El movimiento DIY, un balón de oxígeno para la economía doméstica

Ambiente DIY

Durante los últimos años la economía de España y las finanzas personales de cada español han sufrido muchos recortes y poco ingresos. Esto ha hecho que muchos agudicen sus mentes e inventen maneras de sobrevivir y ahorrar en sus necesidades. Así se ha popularizado el movimiento DIY, siglas de las palabras inglesas “Do It Yourself” o Hazlo Tú Mismo. Este movimiento se caracteriza por construir tu mismo tus objetos a base de reciclar y reutilizar elementos que nuestra sociedad juzgaría como “basura. Aunque a primera vista los objetos creados nos puedan parecer basura, cumplen dos funciones esenciales: son económicos y son útiles.

Tal vez estas dos características son las que han hecho que este movimiento sea popular en el mundo del hogar y de la decoración. Con poca cosa podemos crear un ambiente acogedor o crear los muebles que necesitamos.

El movimiento DIY destaca en el mundo del hogar

Aunque he de decir que este movimiento también se ha pasado al mundo empresarial y ya son muchas empresas las que venden kits para montar nuestro mueble DIY o nuestro ambiente DIY. Personalmente, creo que se ha llegado a un punto en el mundo del hogar dónde sale más económico y rápido el comprar los muebles que el hacerlos tu mismo. Comprar muebles online puede ser una de las maneras más económicas para decorar nuestro hogar, ya que muchas veces, los costes de crear tu propio mueble así como el de comprarlo, son los mismos, pero en el caso de la compra, te ahorras el tiempo de fabricación, ideal para otras actividades o para crear algún otro elemento de la manera DIY .

Ahora bien, aún realizando estas prácticas, el DIY sigue activo, ya que podremos encontrar muebles baratos pero no ambientes económicos, por lo que si queremos tener el ambiente o la decoración perfecta, tendremos que elegir y decorar a nuestro gusto, siendo conscientes de que se puede construir casi cualquier cosa que queramos, solo basta un poco de imaginación y manos con energía para hacerlo. Por ello es tan generalizado el fenómeno DIY, no sólo podemos aplicarlo a la decoración de nuestra casa, sino que también podemos aplicarlo a la agricultura, a la ropa, al transporte, a la cocina, a la informática, a la contabilidad, etc….

Existen un sin fin de posibilidades y proyectos que nos enseñarán como cubrir cualquier necesidad, desde la típica mesa de salón hasta un complejo riego automático para un huerto ecológico, sólo hay que buscar y compartir. ¿Conocéis algún proyecto que se base en el movimiento DIY? ¿Qué preferís crear vuestros propios objetos como muebles o sencillamente comprarlos? ¿Creéis que lo creado por el movimiento DIY tiene la misma calidad que lo comprado en una tienda?

Te puede interesar

Escribe un comentario