El miedo al crecimiento del desempleo

Los indicadores de la economía española continúan en baja, con pronósticos cada vez más complicados. Hoy, el paro ya se acerca al 14 por ciento de la población activa, con un total de más de 1.200.000 personas sin empleo.

La cifra de desempleo podría aumentar en caso de que las condiciones de las economías mundiales no detecten una mejora en lo inmediato. Según la información de la Encuesta de Población Activa (EPA), la cantidad de gente con trabajo también ha descendido un 3 por ciento, más de 620 mil personas. Con estos datos, la cantidad total hoy de personas con empleo se redujo a casi 20 millones de personas.

Con estos indicadores se manifiesta la clara escalada de la desocupación, cada vez más acentuada. Según la EPA, el desempleo ha afectado mayormente al sector masculino (418 mil personas) contra el femenino (71 mujeres). Como era de esperar según las últimas tendencias, se ha acentuado los sectores de los servicios, construcción y la industria como las principales industrias afectada por el desempleo.

Sin solución efectiva en lo inmediato, desde el Estado español se insta a las empresas a que retengan todo el personal posible, pues es casi el único camino para inyectar confianza, mantener el consumo y reactivar la economía. Pareciera que no surge efecto: Microsoft acaba de despedir miles de empleados en todo el mundo.

Te puede interesar

Escribe un comentario