El Gobierno británico acude al rescate de otro banco en dificultades

Bradford & Bingley, el noveno mayor banco hipotecario del Reino Unido, fue nacionalizado por el Gobierno británico, que parece haber aprendido las lecciones de la lenta agonía del Northern Rock.

Así, el banco venderá sus activos sanos al grupo español Santander y dejará los de mayor riesgo en manos del Estado, luego del fracaso de las negociaciones que buscaban hallar un comprador.

El ministro de Finanzas, Alistair Darling, explicó que “no había otra solución porque dejar caer a Bradford & Bingley habría desestabilizado el sistema entero”.

Más allá de este anuncio, en medio de un lunes convulsionado, la Bolsa de Londres cerró con un desplome del 5,30% en su índice Footsie 100, que quedó situado en 4.818, 77 si lo comparamos con el viernes.

Te puede interesar

Escribe un comentario