El G7 promete una respuesta unida a la crisis, aunque aún hay fisuras

Los ministros de Finanzas de las naciones más ricas del mundo se comprometieron a dar una respuesta coordinada a la crisis del crédito, pero se abstuvieron de respaldar un plan británico para garantizar los préstamos entre los bancos.

Luego de 14 meses de turbulencias, el G7 reconoció que no podrá abordar la crisis país por país. Recapitalizar los bancos es la prioridad número uno para Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia y Japón.

Sin embargo, lejos estaban estas naciones de llegar a un acuerdo sobre cómo ejecutarlo de la mejor manera.

Recordemos que Gran Bretaña prometió esta semana 50.000 millones de libras esterlinas para recapitalizar sus bancos y ofreció garantizar el préstamo interbancario hasta en 250.000 millones de libras para lograr que el crédito fluya otra vez.

Te puede interesar

Escribe un comentario