El DVD permitió descubrir un fraude fiscal de 4.000 millones de euros

Angela Merkel

El caso del DVD robado al banco LGT de Liechtenstein (paraíso fiscal) y luego vendido a los espías alemanes comprometiendo a los más importantes empresarios del país germano; sigue dando que hablar y seguirá dando para comentar mientras sigan cayendo los mil empresarios a los que dice poner en aprietos ese DVD.

Las cifras de los fraudes al fisco alemán hablan de 4.000 millones de euros. El método era sencillo. En Liechtenstein existen unas fundaciones (las cuales no tienen como requisito que se conozca a los beneficiarios) que pueden gestionar grandes cantidades de dinero abonando ridículos tributos. Si un empresario alemán no quería que su dinero pagase impuestos, la situación la resolvía fácil, lo metía en una de estas fundaciones.

Las relaciones bilaterales entre Liechtenstein y Alemania se han vuelto tensas. El primero reclama más control a sus bancos y entidades financieras. El país de Liechtenstein de sólo 35.000 habitantes, no le gusta nada esta idea; y resulta obvio si consideramos que más de un tercio de PBI se debe a los depósitos y a la actividad financiera.

Este es un claro ejemplo de la falta de regulación en el marco de los movimientos internacionales de capitales. El tema ha causado indignación en Alemania. Indignación para la clase trabajadora que observa como la clase empresarial se lleva una parte del pastel que no le pertenece.

VIA – El país

Te puede interesar

Escribe un comentario