El desempleo, el gran problema de Italia

Desempleo en Italia

El problema del desempleo es el principal desafío al que se enfrenta el actual gobierno italiano. En medio del estancamiento económico que vive estos días el país transalpino, las cifras del paro hacen crecer la voz de alarma. En el primer trimestre del 2014 la tasa de desempleo ha alcanzado ya un 13,6%, siendo los más afectados los jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y los 24 años. En este último sector el paro se sitúa en un 46%.

El gobierno del Primer Ministro, Matteo Renzi, presentó el mes pasado una reforma laboral para mitigar estos índices de desempleo mediante la introducción de una mayor flexibilidad sobre el trabajo temporal. Esta ley tiene como objeto mejorar la legislación aprobada hace solo dos años bajo el gobierno de Mario Monti.

En abril del 2013, Monti fue sustituido por Enrico Letta, y a principios del 2014 llegó Renzi. Todos ellos han definido el desempleo como el más grave problema al que se enfrenta Italia. Sin embargo, las medidas adoptadas hasta ahora por sus respectivos gobiernos para estimular el empleo no han dado ni mucho menos los resultados apetecidos.

Los expertos locales han puesto ya de relieve en varias ocasiones que las causas por las que buena parte de la población italiana esté sin trabajo no son tan simples como para encontrarlas en las leyes laborales. Sus raíces son mucho más profundas de lo que piensan los políticos italianos.

El nivel de desempleo en Italia atiende sobre todo a una economía débil que no está demandando trabajadores. Sin ir más lejos, los recientes signos leves de mejoría económica, incluyendo un aumento en el índice de confianza de los consumidores el pasado mes de mayo, no se ha traducido aún en una bajada del paro.

El PIB cayó en Italia un 0,1% en el tercer trimestre del año pasado, después de lo cual creció un 0,1% en el siguiente trimestre  y ha vuelto a caer un 0,1% a principios del 2014. Este estancamiento provoca, entre otras cosas, que nadie pueda encontrar realmente la solución mágica para erradicar el desempleo. El crecimiento económico es muy débil, por lo que ahora lo que resulta necesario es dar un nuevo impulso a corto plazo.

El gobierno de Matteo Renzi ha trazado un ambicioso plan de reformas para reactivar la economía. Ahora se corre el enorme riesgo de que este nuevo impulso no logre parar la sangría del paro. Si la tendencia continúa a este ritmo, para el año 2020 se estima que la tasa de desempleo podría ya rondar el 37%. Todo un auténtico desastre.

Te puede interesar

Categorías

Empleo

Jose Manuel Vargas

Me llamo José Manuel, soy de Jerez de la Frontera pero en la actualidad vivo en Narón (A Coruña). Licenciado en Filología Hispánica, he... Ver perfil ›

Escribe un comentario