El Congreso estadounidense aprobó importante plan de rescate inmobiliario

El Senado aprobó por amplio margen, con 72 votos a favor y tan sólo 13 en contra, el plan de salvataje que proveerá ayuda tanto a los organismos de financiación como a los prestatarios hipotecarios atrapados por la crisis financiera de los últimos meses.

El paquete busca paliar el peor momento desde la Gran Depresión de 1929. Ahora sólo falta la firma de George Bush, algo que se haría en las próximas horas ya que el presidente se manifestó a favor del mismo.

Así las cosas, unos 300.000 millones de préstamos inmobiliarios serán garantizados por el estado y serán de gran importancia para los prestatarios, cuando las tasas de préstamos fijos a 30 años están en su nivel más alto desde hace un año.

Algunos analistas aseguran que el mercado está congelado debido a créditos poco beneficiosos y a que los compradores esperan que los precios sigan cayendo.

En tanto, el Congreso aprobó el plan de salvataje establecido por el Tesoro hace unos diez días para impedir el naufragio Fannie Mae y Freddie, los dos gigantes de las refinanciaciones hipotecarias que acababan de perder 50% en la Bolsa en tan sólo una semana.

Te puede interesar

Escribe un comentario