El conflicto de Crimea deja su turismo por los suelos

Crimea

Crimea es el centro de las principales miradas internacionales en las últimas semanas. Una península costera que, desde el punto de vista turístico, cuenta con numerosos balnearios, castillos centenarios y kilómetros y kilómetros de playas. Desde finales del siglo XIX ha sido uno de los grandes destinos de vacaciones del norte de Europa. Ahora que se acerca el verano, ¿provocará esta crisis que se resienta el turismo en la región?

La temporada alta de vacaciones en Crimea comienza dentro de un mes. Se cuentan ya por miles las personas que en los últimos días han cancelado sus vuelos y sus reservas de hoteles en Crimea para el próximo verano. Según algunas oficinas de turismo de Crimea y portales web dedicados al turismo en esta zona la demanda de hoteles a día de hoy es solo una sexta parte de lo que fue en el 2013. Las perspectivas son bastante pesimistas, como no podía ser de otra manera.

Crimea atrae a casi seis millones de turistas al año, la mayoría de ellos pertenecientes a la clase media rusa y ucraniana, una cantidad más que notable para que el turismo sea uno de los sectores que aglutine más empleos en la península. Un descenso del turismo podría suponer un duro varapalo para la economía de la región. En estos momentos la única esperanza es que la rápida anexión de Rusia haga que el turismo se centre en la llegada de nuevos viajeros rusos.

Pero, incluso en el caso de que el conflicto militar en Crimea se resuelva rápidamente, hay otras cuestiones a considerar. El transporte y las infraestructuras seguirán resultando complicados, la seguridad no se podrá asegurar al cien por cien y los precios se irán por las nubes ya que las empresas turísticas, hoteles, tiendas, restaurantes, etc… tratarán de compensar las pérdidas que ya están teniendo.

Lo cierto es que para este verano las perspectivas son de lo más negativas. La de años que lleva Crimea trabajando para fomentar su turismo, y ahora todo se viene abajo. Posiblemente al final del verano las cifras de desempleo en la región engordarán considerablemente.

Imagen – Kudarom

 

Te puede interesar

Escribe un comentario