El Citi ya es parcialmente estatal

¿Quién podría haber sospechado que en los primeros años del 2000, los Estados Unidos iban a modificar su histórica postura de la privatización de sus empresas hacia una intervención estatal masiva como nunca antes lo había hecho?

Pues bien, con la explosión de la crisis financiera, el Gobierno estadounidense se acercó cada vez más a la intervención estatal, a punto tal de que ayer se pactó la nacionalización parcial del Citigroup, una de las entidades bancarias más representativas de los Estados Unidos.

Con el objetivo de rescatar a la entidad en crisis, el Gobierno y el grupo financiero acordaron una intervención del Estado de entre el 30 y 40 por ciento de las acciones, lo que representan una suma de 25 mil millones de dólares. Sin embargo, no todo es del Estado, pues detrás del acuerdo, el banco no percibirá más fondos gubernamentales y deberá proveerse de inversores privados.

De esta manera, el Gobierno de Barack Obama incrementa su participación accionaria en el mayor gigante financiero, que modificará todo su equipo directivo, aunque su presidente, Vikram Pandit, continuará en la presidencia.

Así, pues, se da otro paso en el histórico y obligado cambio de paradigma en la política norteamericana, que luego de décadas de ubicar a su economía en el plano privado, debió desde el año pasado salir a intervenir sus empresas con la inevitable ayuda estatal.

Te puede interesar

Escribe un comentario