El BCE y la compra de bonos: ¿rescate encubierto?

banco_central_europeo

Después de tres días con grandes caídas del IBEX y un aumento considerable de la prima de riesgo, hoy por fin ha llegado la calma a los mercados. El anuncio realizado por el Banco Central Europeo de una posible reactivación de su plan de compra de deuda soberana española ha dado un respiro a la ya tan maltrecha situación financiera española, y ha hecho que los inversores se tranquilizaran.

No es la primera vez que el BCE hace un anuncio similar para calmar a los mercados. Es más, en otras ocasiones ha comprado directamente deuda pública española para normalizar las cosas. De todos modos, en la actualidad, una compra masiva de bonos se asemejaría más a un rescate  que a una situación para arreglar un problema transitorio. ¿Se podría hablar de un rescate encubierto?Cuando hablamos de rescate, hablamos de una compra masiva de deuda pública para evitar una eventual situación de default. También hablamos de que recibiremos llamadas constantes de la “troika”, que son unos comisarios con muy malas pulgas que nos pedirán realizar mayores sacrificios para que se les devuelva el importe de la deuda con los intereses acordados. Resulta que estos intereses ya se han convertido en un verdadero problema estructural, y su cuantía se eleva ya bastante por encima incluso del ajuste que se ha realizado en los presupuestos.

Si el BCE realiza una compra masiva de bonos aumentará la cuantía de los intereses a pagar y agravará el problema de deuda. Esto nos llevaría a un escenario de más recortes salvajes y subida indiscriminada de impuestos como el IVA. Ya sabemos cómo han acabado los rescates a otros países como Grecia o Portugal; pero no es lo mismo, el problema es mucho mayor. España es bastante más grande que ambos países, y un eventual rescate requeriría de mayor cantidad de dinero y un ajuste mucho mayor.

Lógicamente, ni al BCE ni a España les interesa hablar de rescate. Pero, en un escenario como el actual, el que acuda una institución tan importante a salvar situaciones eventuales de desconfianza en los mercados y con una prima de riesgo disparada, compra de bonos y rescate encubierto es prácticamente lo mismo.

Más información – Prima de riesgo y recortes, combinación incompatible

Fuente – El Economista

Foto – Jim D. Woodward

Te puede interesar

Categorías

Noticias

Diego Lorenzana

Natural de León, y nacido en 1985. Ingeniero informático por equivocación, me vengo ganando la vida mejorando el software empresarial de las... Ver perfil ›

Escribe un comentario