Ecuador y Francia, cada vez más lejos por el caso Perenco

perenco-okey

“Estamos dispuestos a ir hasta las últimas consecuencias con Perenco. No vamos a permitir que estas transnacionales nos sigan tratando como colonias”, aseguró el presidente Rafael Correa y, como imaginábamos, marcó que el panorama es complicado entre ambas partes.

La compañía, recordemos, mantiene un litigio con el país sudamericano ante el Centro Internacional de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), entidad adscrita al Banco Mundial, por una deuda de 357 millones de dólares originada por una ley dictada en 2007 que le obligaba a pagar el 99% de sus ganancias extraordinarias obtenidas por los precios del crudo.

Mientras todavía no hay una sentencia, la demanda de Perenco asciende a aproximadamente 430 millones de dólares, a lo que deberá sumarse otro por “expropiación” que la compañía planteará en los próximos días.

La petrolera sostiene que fue ilegal la modificación de sus contratos, que terminan entre el 2010 y 2012, algo que es rechazado por Ecuador.

“¿Por qué no hablan de los tres, cuatro años en que se dispararon los precios del petróleo… y la distribución de las ganancias extraordinarias era cero a 100, cero para el estado, 100 para ellos?, ¿Por qué ahí no dicen (algo), por qué no fueron al Ciadi a denunciar?”, ironizó Correa.

El conflicto se expandió de tal manera que llevó a la Cancillería francesa a manifestar que el clima que se vive en Ecuador no es “propicio” para que las empresas extranjeras inviertan allí.

Te puede interesar

Escribe un comentario