Economía social: decisión de compra, el valor de la influencia

Una de cal y otra de arena, tras el análisis de la situación actual en relación a la responsabilidad de los ciudadanos en la crisis actual vs. la responsabilidad que aún hoy, es exigida a los sistemas financieros, nos adentramos en las nuevas tendencias, la nueva economía y lo hacemos a través de la decisión de compra.

Hace escasas jornadas conocíamos el dato que nos anunciaba alzas en relación al comercio electrónico en España superiores al 30% una tendencia que confirma que cada vez más usuarios se dejan cautivar por las ventajas que subyacen en un nuevo modelo productivo donde; la influencia y la eficiencia, ejercen el mayor peso especifico.

Avanzan los medios sociales hacia su periodo de maduración y lo hacen gracias a las nuevas tendencias que mantienen usuarios cada vez más conectados y dispuestos a interactuar gracias a las conexiones realizadas desde su teléfono móvil.

La decisión de compra vinculada a lo que de las marcas se dice en las redes sociales, es cada vez más una realidad tangible Nuevas tendencias y hábitos que se traducen en productos que dan respuesta cada vez más rápida y evolucionadamente.

Uno de los últimos estudios, nos informa de un 40% de personas que utiliza los dispositivos móviles para realizar compras online, un porcentaje que se ha incrementado n 30% comparativamente con el ejercicio precedente.

Semejante, un 37% es el porcentaje de usuarios que tienen en cuenta las sugerencias y/o recomendaciones de sus redes de contactos en relación a la compra de bienes y/o servicios, por lo que el pulso social se consolida como un poderoso medidor de reputaciones.

Y si ahondamos un poco más en la información que siempre subyace en las cifras, nos podemos dar cuenta del peso específico que adquieren las redes, un 10% de los usuarios tienen en cuenta las recomendaciones realizadas por “extraños”… frente a un 37% que decide comprar si su “red” lo sugiere y recomienda.

Twitter sigue al alza específicamente en la navegación móvil, sube la participación en la red social de los 140 caracteres y para un 25% la influencia de las marcas puesta de manifiesto en la red social así como el peso específico de las recomendaciones de las redes de contactos, son el pilar que sustentan las decisiones finales de compra.

Finalmente es imprescindible tener en cuenta que, éste peso específico de “la comunidad” o la “lista de usuarios” no es sino consecuencia del compromiso por la calidad que, más pronto o más tarde, adquieren todas las marcas que realizan inversiones en Internet con el fin de mejorar la reputación asociada a la marca, abrir el abanico para nuevas alianzas y aumentar el tráfico hacia sus productos, es por ello que en este análisis de tendencias, realizado bajo los paradigmas de la nueva economía, la reputación se torna una variable de medición económica si tenemos en cuenta que las sugerencias o recomendaciones que realizamos en las redes sociales, pueden ser los responsables finales de la decisión de compra.

Para concluir, no debemos olvidar que es esencial seguir manteniendo la horizontalidad del modelo y el sustento del mismo en el compromiso, la confianza y la honestidad… es la única forma de mantenernos alejados de la atracción del dinero, su halo maligno y los efectos adversos de la codicia… que ya sabemos como acaba todo.

Te puede interesar

Escribe un comentario