Economía aplicada al mundo del modelaje

Gisele Bündchen

Comentábamos en post anteriores las consecuencias de la caída en las tasas de interés en los Estados Unidos y su responsabilidad en la pérdida de valor del dólar frente a otras divisas. Sin embargo, a veces una situación más cotidiana nos ayuda a aterrizar las ideas y lograr una cabal comprensión sobre los alcances de un fenómeno.

Resulta que la supermodelo brasilera Gisele Bündchen, la modelo más rica del mundo, se niega a cobrar en dólares por su trabajo debido a su baja cotización y la caída que le deparan los analistas. ¡Tal es el alcance de las palabras de un economista!

Una de las condiciones excluyentes que impuso al firmar contrato con Dolce & Gabanna para convertirse en la imagen de uno de sus perfumes, fue precisamente que su retribución fuese en euros y no en dólares, condición que los italianos aceptaron pero que mereció un segundo estudio por parte de las autoridades de Procter & Gamble ante su intensión de que Gisele fuese la imagen de Pantene.

Como estudiante de economía, siempre intento que mis acciones sean consecuentes respecto a las previsiones bien fundamentadas, sin embargo, si de algo estoy seguro, es que con gusto me ofrezco a ser la imagen de Pantene, aunque mis millonarios honorarios luzcan en verde, naranja o turqueza.

Vía | BBC

Te puede interesar

Escribe un comentario