¿Adiós a los dividendos? Las empresas los bajan

Las empresas están rebajando ssu dividendos, ¿quieres saber porque?Uno de los principales reclamos que tienen los pequeños inversores para entrar en la renta variable son los dividendos. Es el pago que realizan las empresas cotizadas a sus accionistas, por los beneficios de sus negocios. Y que en España llega a un rendimiento del hasta el 10% en las mejores propuestas bursátiles. No obstante, esta tendencia puede moderarse como consecuencia de la inestabilidad que presentan las bolsas al inicio del año, y que pueden propiciar a ajustes contables que afecten a este pago remunerativo.

La primera de las empresas que puede bajar los dividendos en este año es Repsol. Su delicada situación empresarial como fruto de la depreciación de sus acciones por la caída del precio del precio del petróleo puede ser el detonante para que los ahorradores cobren a partir de ahora una remuneración menos generosa. Actualmente su rentabilidad es cercana al 8%, con dos pagos de 0,50 euros aproximadamente al año. Esta estrategia propicia que muchos ahorradores se decanten por este valor para crear una bolsa de ahorro de cara a los próximos años.

El efecto sobre la depreciación de las compañías cotizadas no se ha hecho esperar tras la grave caída en sus cotizaciones. La primera que puede mover ficha es la petrolera española Repsol. Tanto es así, que parece que la rebaja del dividendo es cuestión de poco tiempo, y como consecuencia de su estrategia para ajustar sus cuentas empresariales.

A pesar de ello, no está confirmado un porcentaje sobre la cuantía del corte en los dividendos que sufrirían los accionistas. Y que de confirmarse la noticia, se quedarían con un pago por debajo de 1 euros. Quizás en torno a medio euro para todo el año, lo que generaría un descenso en la rentabilidad del 50%.

¿Cambio de tendencia en las empresas?

Si bien los ahorradores están alarmados ante el recorte que pueden sufrir los dividendos a partir de estos momentos, hay que recordar que no es una situación inédita en la renta variable española. No en vano, Banco Santander ya ha acometido este ajuste en su proceso de remuneración al anunciar durante el pasado año la rebajar de su dividendo de 0,60 euros anuales en su modalidad opcional a 0,20 euros con uno en metálico. En este caso, por encima de la mitad.

Y como consecuencia de esta medida, otros bancos nacionales han optado por el mismo camino para contener los gastos por este reparto retributivo. El primer efecto que repercutirá en tus cuentas personales es que ya no cobrarás pagos tan competitivos, al menos en buena parte de las empresas del Ibex-35, sino que deberás hacerte a la idea de cuantías más modestas, probablemente por debajo de la barrera del 5%.

Para que se haya llegado a esta situación se han tenido que producir dos claras advertencias desde las autoridades económicas. Por un lado, que el Banco Central Europeo (BCE) haya pedido cautela a la banca europea en el pago de dividendos. Y por otro, también desde los órganos monetarios nacionales se han impuesto estas recomendaciones tan drásticas. En concreto, desde el Banco de España – a través de una carta a las patronales -, pidió a la banca limitar su dividendo en efectivo al 25% del beneficio.

En este sentido, el sector bancario ha sido el pionero en bajar el rendimiento de los dividendos. Ahora parece que le toca el turno a las empresas petroleras, grandes afectadas por el desplome de los mercados de renta variable, y nadie descarta que llegue a otros segmentos empresariales. Y unos candidatos que tienen muchas papeletas para continuar con esta tendencia son las empresas vinculadas con las materias primas. Arcelor y Acerinox están puestas en vigilancia, después de que la cotización de sus precios haya llegado a mininos históricos. ¿Quiénes serán los siguientes?

¿Cómo trasladan estas medidas al inversor?

¿Que repercusión va a tener esta medida sobre los inversores?Los accionistas de estas compañías serán los primeros que noten estos cambios en al pago de los dividendos. No en vano, entrará menos dinero a sus cuentas corrientes todos los años. Y que puede incidir en que abandonen (vendan sus acciones) las posiciones para buscar más la rentabilidad de sus acciones que este pago fijo. Incluso con movimientos muy agresivos que pueden afectar a la cotización en los precios de estas compañías.

Para comprobar los efectos reales de esta medida, baste recordar que los particulares que compren ahora mismo acciones de Repsol (sobre un precio medio de 9 euros), su remuneración por el cobro de dividendos será el doble con respecto a quienes abrieron posiciones hace justamente un año. En consecuencia, los nuevos accionistas tendrían un rendimiento anual mucho más elevado que los antiguos. Y desde esta perspectiva general, será una operación mucho más rentable para el ahorro.

Esta incidencia en las acciones del mercado continuo español va a afectar mucho más a los inversores de corte más defensivo que a los meramente especulativos, o al menos que operan con los plazos de permanencia mucho más cortos. Incuso puede llegar a repercutir en infinidad de familias españoles que desde hace algunos años tenían sus ahorros depositados en las empresas que repartían mayores dividendos. No en vano, pueden encontrarse que sus pagos descenderán sensiblemente.

La bolsa española, la más rentable por dividendos

La bolsa española genera los dividendos más elevadosDesde luego que hay un hecho incontestable, y es que la bolsa española es una de las más rentables del viejo continente por este concepto. La rentabilidad por dividendo del Ibex está actualmente sobre el 4%, una de las más altas de los grandes índices internacionales. Firmas como Repsol, con una rentabilidad por dividendo prevista en 2016 del 9%, y Telefónica, Red Eléctrica, Enagás y Endesa, con porcentajes superiores al 6%, son algunas de las elegidas para optar por esta estrategia remunerativa.

En general hay unos sectores más sensibles que otros para formalizar estos pagos con mayor seguridad. Eléctricas, sector financiero, autopistas y petroleras se colocan en las mejores posiciones para repartir dividendos entre sus accionistas. Aunque puede, con toda probabilidad, que no con la intensidad de ejercicios precedentes. Al menos en alguna de estas compañías. A partir de aquí se abre una serie de escenarios por parte de los titulares de estas acciones.

Cambios de estrategia

Las alternativas que tiene los inversores con respecto a los dividendosComo consecuencia de este nuevo escenario que se les presentan a buena parte de los inversores minoristas, no les quedará más remedio que cambiar su estrategia de inversión, para canalizarla correctamente y conforme a sus intereses. Disponen de algunas pautas de actuación que pueden limitar la rebaja en los dividendos, aunque con mayor dificultad que en otras épocas. Y en cualquier caso, tendrás que aprender a vivir con una retribución sensiblemente más ajustada, e insatisfactoria en muchos casos.

Desde luego que es un nuevo problema al que te enfrentas en los mercados de renta variable. Éste de nueva concepción, y de ahí que sea mucho más problemático resolverlo con cierto éxito, o al menos con una operación satisfactoria para tus intereses. De cualquier forma, parece que los rendimientos al 10% que proporcionaban estos valores están en un punto de extinción de cara al medio y largo plazo. Y como no podía ser de otra forma, tocará que muevas ficha para no verte perjudicado en tus intereses como pequeño inversor

Para obtener los objetivos, no te quedará otro remedio que seguir con disciplina unas sencillas pautas de comportamiento en los mercados financieros. Con una meta que no será otra que seguir con el mismo, o similar, poder adquisitivo que hasta ahora, y derivado del cobro de estos pagos por beneficios de la empresa.

  • Puedes refugiarte en las empresas que mantengan sus altos dividendos. Quizás no con los márgenes de antaño, pero con seguridad que serán por encima del 5%, y como consecuencia de los buenos resultados empresariales que presentarán todos los años.
  • Como inversión alternativa puedes optar por algún fondo de inversión de renta variable que esté basado en empresas que reparten dividendos entres sus accionistas, y que en cualquier caso imprimen de una mayor seguridad a la cartera de inversión de los clientes.
  • Puede que sea el momento adecuado para decantarte por otros parámetros diferentes en la elección de los valores de tu cartera de inversión, en donde los dividendos jueguen un papel menos decisivo en su configuración.
  • Si no eres excesivamente avaricioso, estos valores seguirán siendo rentables a pesar de todo, y por supuesto, con un rendimiento mucho más satisfactorio que en los productos de renta fija (depósitos, pagarés bancarios, bonos, etc.), que raramente sobrepasan la barrera del 1%.
  • Ten en cuenta que los dividendos te los descuentan directamente de su cotización, y como consecuencia de esta operación el precio real de las acciones se diluye. Aunque este efecto, normalmente, puede amortizarse de cara al largo plazo.
  • Si vas a mantener tu cartera de inversión durante muchos años es realmente conveniente que la revises regularmente, porque con toda probabilidad los dividendos se vean afectados durante los próximos meses, y pueda ser el momento definitivo para modificar su composición.
  • Aunque te rebajen el valor de los dividendos, puede que a lo mejor te siga interesando la operación por el tratamiento fiscal que conllevan sus operaciones. En este sentido, es conviene que lo consultes con tu asesor fiscal.
  • Deberás estar al tanto de las reuniones de las juntas de accionistas, en donde se tomaran los posibles acuerdos sobre la implantación de estas medidas, y saber qué acción será las que tomarás en estos casos.
  • Y finalmente, trata de apurar los últimos movimientos de estos pagos fijos y garantizados, antes que pasen a mejor vida y se deprecien por parte de las compañías cotizadas en bolsa. Especialmente en un escenario bajista en las bolsas internacionales, como el que se está desarrollando durante los últimos tres meses.
Te puede interesar

3 comentarios

  1.   paco dijo

    Me han dicho en el banco, que repsol los va a bajar en junio. ¿es cierto? Porque la armo,,,

    1.    Jose recio dijo

      Todavía no se sabe. Síguenos y estarás al tanto.

  2.   pepito dijo

    pues mira la miseria que paga Iberia

Escribe un comentario