Despidos: un acto de cobardía de las empresas

¿Por qué llamamos un acto de cobardía de las empresas?¿Por qué consideramos que las multinacionales disponen de un poder enorme, y actúan tan cobardemente?

Pues la razón es muy simple: dinero. Ninguna compañía del mundo quiere perder dinero o, mejor dicho, no quiere dejar de obtener ganancias. Y con el nacimiento de la crisis financiera, originada en Estados Unidos y luego expandida al mundo, las multinacionales comenzaron con ejercicios contables en el que registraron un menor nivel de ganancias. ¿Y cómo han decidido sanear el sistema? Pues bien, con una larga lista de despidos.

Así, pese a que son pocas las empresas que realmente están en situación crítica, la gran mayoría sólo han registrados ejercicios en retroceso, motivo suficiente –según ellos- para aplicar despidos masivos mundiales.

Pues entonces, ¿son tan fuertes las empresas cuando anuncian ganancias siderales?¿Son tan importantes cuando se muestran al mundo como negocios exitosos? No. Pues ante la mínima caída de las ganancias, la acción cobarde es ahorrar esa pérdida de dinero eliminando trabajadores.

Se estima en 50 millones los nuevos desocupados para el 2009. Todos corresponden a despidos de las empresas. Sería interesante que por una vez en la vida la lógica empresaria demuestre valor: cuando ganan fortunas, sólo para ellos. Cuando pierden centavos, miles de personas a la calle.

Te puede interesar

Escribe un comentario