¿En qué debes fijarte para contratar una hipoteca?

condicionse de la hipotecaLa hipoteca es un producto bancario con el que qué prácticamente tendrás que convivir una vez en  un tu vida. Es la herramienta que dispones para adquirir la vivienda que tan tanto te ha gustado. Y que requerirá de un fuerte desembolso por tu parte, y que puede llegar a importes de hasta 300.000 euros, en función del modelo de inmueble elegido para llevar la operación con el banco. Necesitará que medites obligatoriamente sus condiciones, ya que son muchos los euros que estarán en juego.

El nivel de endeudamiento que tendrás será realmente muy importante, más que a través de otra clase de créditos: personales, consumo, etc. Y por todo ello deberás ser más receptivo a las condiciones que te impondrá la entidad bancaria antes de firmar el contrato. Repasa y analiza el documento porque después de haberlo rubricado ya será tarde para dar marcha atrás, y no te quedará más remedio que asumir todas sus condiciones.

Un crédito hipotecario conlleva muchas, quizás excesivas características que te tendrán endeudado durante muchos, muchísimo años. Puede que llegues a los 60 años sin que hayas cerrado la operación. Por este motivo, es mucho más importe que otras líneas de financiación (créditos personales, para el consumo, o la compra del coche). No conviene que dejes nada a la improvisación, claro está, sino deseas desarrollar un problema durante los próximos años.

Los tipos de interés serán determinantes

intereses de la hipotecaEl primer aspecto que debes prestar mayor atención son con los tipos de interés que te aplicarán desde el banco. Debes de conseguir los más competitivos posible. Y que incluso puedes lograrlo contratando otros productos con tu entidad (seguros, planes de ahorro, fondos de inversión, etc.). De esta forma conseguirás que los márgenes de intermediación se rebajen en unas cuantas décimas.

De todas formas, la mejor estrategia consistirá en que hagas números en tu calculadora, y llegues a la conclusión que puedes asumir la deuda. En otras palabras, que no tendrás problemas para pagar la hipoteca. Este proceso puede que te lleve varios días, incluso más de los necesarios. Pero merecerá la pena, ya que es mucho el dinero que está en juego, y no debes dejar nada a la improvisación. Sería un gran error que tendrías que pagarlo en el futuro. No lo olvides.

También será muy conveniente que repases las ofertas y promociones que vienen  impulsando las entidades financieras con gran regularidad. No en vano, podrás ahorrarte muchos euros si optas por esta beneficiosa estrategia. Y que al tener una larga duración el producto contratado, sus efectos serán aún mayores. Las diferencias entre unos y otros intereses de los bancos son muy significativas. Y de ello dependerá que pagues menos cuando finiquites la operación.

Comisiones y otros gastos

Otro aspecto en las hipotecas que es de gran importancia son las comisiones y otros gastos adicionales que estén establecidas en sus cláusulas de contratación. A ser posible, firma el contrato de un producto que esté exento de estos pagos, ya que te ahorrarás mucho dinero durante los próximos años. Los porcentajes de estos gastos pueden alcanzar hasta el 3% sobre el importe adquirido. Y más si puedes ahorrarlo a través de esta estrategia comercial.

Buena parte de las propuestas que puedes encontrarte en estos momentos están desarrolladas sin comisiones, ni otros gastos en su gestión o mantenimiento. Trata por todos medios que la elección tuya vaya por estos parámetros, porque los beneficios que te depararán en los próximos años serán enormes. Y que combinado con un  buen tipo de interés propiciarán la contención de tus gastos durante mucho tiempo.

Cuenta con algo de ahorro

ahorros en la hipotecaSi vas a formalizar un crédito hipotecario en los próximos meses deberás conocer que la nueva tendencia se rige por no aportan el dinero por el dinero de la compra de la nueva vivienda. Solamente te lo concederán con un 75% o 80% de la operación. Para ello contarás necesariamente con una bolsa más o menos importante que te respalde en la operación. Mientras mayor sea la cantidad que tengas, mucho mejor para tus intereses. No en vano, pagarás menos dinero, tanto en su amortización como en los intereses.

Esta medida que están impulsando los bancos incide en que tu nivel de endeudamiento sea menor. Así es el deseo del Banco de España, que recomendó la aplicación de esta estrategia a los propios bancos. De todas formas, hay un importe mínimo del que no podrás librarte si deseas constituir una hipoteca a partir de ahora. Está establecido en tono a 50.000 euros aproximadamente.

Duración de la hipoteca

Su plazo de amortización también será otro de los factores determinantes que deberás fijarte en el momento de suscribirla. Atrás han quedado los tiempos en que podías formalizarla casi de por vida, con plazos máximo de hasta 50 años. Ya nada es igual desde la crisis económica internacional, y como consecuencia de ellos sus plazos se han rebajado hasta los 25 o 30 años como tope máximo. Deberás ajustarte a tus necesidades reales para optar por el plazo de duración más beneficioso para tus intereses.

Si suscribes los períodos más expansivos, tendrás que asumir cuotas más asequibles, pero a cambio de tener que pagar su importe durante mucho más tiempo. Esto en la práctica te implicará que los gastos por la hipoteca sean sensiblemente mayores. Y realmente puede que no merezca la pena formalizar este producto bancario bajo estas condiciones.

Si puedes, la operación más rentable consistirá en amortizarla durante menos tiempo. Es cierto que las cuotas serán más exigentes, pero al cerrar la operación antes, tendrás que pagar menos dinero. Y con la posibilidad de estar abierto de nuevo a la contratación de nuevas líneas de crédito. Para reformar el hogar, sufragarte las próximas vacaciones, o incluso comprarte los últimos modelos de aparatos audiovisuales.

¿Qué pasa con la cláusula suelo?

hipoteca: clausula suelo Después de lo ocurrido en los últimos años, debes de estar atento a que no te vendan una hipoteca con estas características. Por suerte lo tendrás más fácil, ya que la mayoría de los bancos las han eliminado de su actual oferta. No en vano, sus condiciones te perjudican notablemente, más de lo que puedes pensar inicialmente. Y que te harían en estos momentos pagar más dinero del necesario.

Esta clase de productos financieros imponían un tipo de interés mínimo del que no podía excederse. Y ante la bajada histórica en la evolución del índice de referencia europeo, el conocido popularmente como Euribor, te impedía recoger su importante bajada. Hay que recordar que en la actualidad está en terreno negativo. Y si hubieses formalizado un crédito hipotecario con esta condición, tendrías que abonar más dinero del debido en las cuotas mensuales.

Tipo de interés fijo o variable

Es otra de las disyuntivas que tienes que solucionar a partir de ahora en la suscripción de una hipoteca. Dependerá de las condiciones de los mercados financieros. Ahora es más rentable suscribirla con un tipo de interés variable, ante el escenario presentado por el Euribor. Pero al ser un crédito de larga duración, puede que este escenario no sea igual dentro de unos años, y por tanto, no rentabilices la operación.

Desde luego que un interés fijo te posibilitará pagar siempre lo mismo, no teniéndote que preocupar por la evolución de los mercados. Pero también desaprovechando el movimiento coyuntural actual en la economía. Para su elección será muy determinante el plazo al que vaya dirigida tu hipoteca. No te quedará más remedio que tenerlo en cuenta para optimizar la operación de la mejor manera posible.

Y en un tercer nivel, se encuentran las hipotecas mixtas, que combinan lo mejor y peor de cada modelo. Y que últimamente están siendo impulsadas desde las entidades bancarias como una alternativa a la financiación de la vivienda. Solamente serás tú mismo quien tenga que decantarse por el formato más favorable en la defensa de tus intereses. Y este factor será uno de los más importantes.

8 consejos para contratar la hipoteca

Si estás pensando en suscribir alguno de estos productos bancarios, nunca te vendrá que importes una serie de consejos que serán de gran utilidad en esta operación bancaria. Y puede que determine que consigas firmar el contrato con un mayor éxito. Al menos estás en condiciones de intentarlo, que no es poco, después de haber repasado las principales características de estos productos tan necesarios en los hogares.

  1. Trata de estudiar toda la oferta que te presentan los bancos, porque seguramente podrás encontrar un modelo muy favorable para tus intereses como usuario que eres.
  2. Elimina todos los gastos adicionales que conlleven las hipotecas, desde sus comisiones y hasta otros gastos completamente innecesarios.
  3. Busca la fórmula para amortizarlo más rápidamente, ya que a través de ella estarás eliminando mayores gastos, y lo que es peor, durante mucho tiempo de tu vida.
  4. Lee detenidamente la letra pequeña del contrato, por si se incluyesen condiciones que sean poco o nada favorables para tus intereses, y que te pueden implicar en la formalización de una pésima operación bancaria.
  5. Si contratas otros productos bancarios podrás obtener una bonificación sobre el crédito hipotecario, que irá en función del grado de fidelización que tengas.
  6. Déjate llevar por las condiciones que vayan marcando los mercados, como pasaporte para conseguirla en las mejores condiciones posibles, y conteniendo los gastos.
  7. Las propuestas hipotecarias para la compra de la primera vivienda siempre son más satisfactorias que sobre la segunda. Si este es tu caso, podrás aprovecharte de las muchas promociones que están habilitadas por las entidades financieras.
  8. Estate al tanto de cómo evoluciona el índice de referencia europeo, y tratar de formalizar este producto en función de las mejores tendencias que presenten en cada momento.
Te puede interesar

Categorías

Hipotecas

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario