Cumbre del G-20: cada nación cuidará su economía

Como si se tratara de una decisión que modifique el escenario financiero del mundo, se desarrolla la Cumbre del G-20, es decir, la reunión de las principales veinte naciones del mundo para analizar la situación financiera global y los pasos a seguir. Y en medio de una crisis grave en Europa, con Estados Unidos en un intento de recuperación y con países emergentes en buenas perspectivas a futuro, ya hay acuerdos en común.

La principal resolución se basó en que cada país intentará crecer de acuerdo a sus posibilidades con el principal objetivo de reducir el déficit que hoy causa graves problemas en las naciones de la Unión Europea. En definitiva, los líderes mundiales plantearon para la agenda internacional “fijar metas en común aunque con cada país creciendo a su ritmo”.
La crisis financiera mundial tuvo su pico máximo en el 2008 con la explosión de la burbuja financiera en los Estados Unidos. Dos años después, Europa sufre la más grave inestabilidad, con bancos en riesgo y grandes economías con abultados déficit.

A decir verdad, los mercados financieros permanecerán pendientes de que, antes de 2013, las veinte naciones más ricas y emergentes del planeta reduzcan su déficit a base de ajustes y reducciones económicas.

Te puede interesar

Escribe un comentario