Cuándo es más barata la luz

 

the nature

 

La factura de la luz es de las más odiadas por los españoles, y no es para menos: llevamos años de aumentos continuos en el precio de la luz. Algunos medios han asegurado que representa el 40% de los ingresos de muchos hogares con al menos un miembro en paro.

Y es que saber cuándo es más barata la luz, es ya no una obsesión ahorrativa, sino una necesidad, sin que importe mucho la cantidad de dinero que ingresan mensualmente en tu cuenta bancaria, o la que no ingresas.

En este artículo intentaremos ayudarte a descubrir cuándo es más barata la luz, pero también comprender por qué es tan difícil saberlo, tanto, que, en ocasiones, ni los mismos técnicos de las distintas compañías eléctricas lo saben a ciencia cierta.

El reto de entender la factura de la luz

Da igual si tu contrato de energía eléctrica lo tienes con Iberdrola, Endesa, o cualquier otra: comprender la factura de la luz, es un reto. Así que, al llegar tu factura a casa, y no la entiendes, no es un problema tuyo, ese problema lo tenemos todos.

Comprender la factura de la luz es clave para comprender luego cómo se calcula el precio, y cuándo es más barata la luz.

factura luz

Bien, vamos a ello.

Te recomendamos que tengas tu factura y compares o subrayes los datos que te mencionamos a fin de que sea mucho más sencillo para ti.

  • Datos generales

Datos del titular del contrato, como nombre, dirección DNI o NIE, número de contrato, número de factura, período de facturación, etc.

  • Tipo de tarifa de tu contrato

Por el nombre de la empresa podrás saber el tipo de tarifa que tienes vigente en tu contrato, si es que más adelante no te lo dice: Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) o de mercado libre. PVPC lo ofrecen:  Hidrocantábrico Energía Último Recurso, Iberdrola Comercialización de Último Recurso SAU, Endesa Energía XXI SLU, Unión Fenosa Metra SL y E.ON Comercializadora de Último Recurso.

  • Resumen de la factura

Verás un pequeño resumen de cómo se calculó el total de tu factura de la luz. Verás un pequeño desglose de cómo se ha facturado, viendo tu consumo, el precio por kilovatio y demás elementos.

  • Informe del consumo eléctrico

Verás ahora sí un desglose completo de tu consumo, tarifas, comisiones, servicios contratados, un historial de consumo, en el que algunas empresas te calculan el consumo diario en forma de dinero. Puedes comparar el consumo del ejercicio actual con el mismo del año anterior.

  • Datos del contrato

Aquí verás bien todos los datos de tu contrato, como, por ejemplo, saber si tienes la tarifa fija, por discriminación horaria, el número de teléfono para servicio técnico, o si ya tienes el contador ‘inteligente’ (sí, entre comillas), el número de CUPS para ver en internet tu consumo en tiempo real.

  • Otros datos

Los demás datos que aparecen son meramente informativos, como el gráfico de consumo, avisos de la empresa, publicidad, o cualquier cosa que la empresa considere oportuna.

Cómo se calcula tu factura

Deberás ver, primero que nada, en tu factura, la potencia contratada y el tipo de facturación o tarifa que tienes, además de la potencia contratada, que es la cantidad de kilovatios contratados a tu operadora, es lo mismo que los megas de tu tarifa de datos del móvil, y de ellos depende cuántos aparatos puedes encender en tu hogar. La potencia puede ser de 3300w, 4400w, 5500w o de 8000w.

ahorrar luz

El cálculo del precio de tu potencia eléctrica se calcula multiplicando:

  1. La potencia contratada (en kW)
  2. Período, mensual, bimestral o diario, depende de tu empresa
  3. Canon del Gobierno

El canon es lo que el gobierno controla para subir o bajar el precio de la factura de la luz, aunque también las empresas pueden aplicar ofertas en éste rubro para hacer más atractivas sus tarifas.

Además de eso, se paga una tarifa variable, que es el pago por la energía consumida, o llamada energía facturada, se calcula multiplicando:

  1. La energía consumida en el período de facturación (kW por hora)
  2. Precio del kilovatio por hora

Sumarás éstas dos cantidades, y le añadirás cuotas como la renta del equipo, el IVA del 21% y un 5% de Impuesto de Electricidad.

¿Cómo se calcula la parte variable de la factura?

A partir de octubre del año pasado, el precio por kilovatio por hora cambia, y ya no funciona como antes, que se hacía una subasta de la electricidad cada trimestre, y era el que se usaba para calcular la tarifa, con el cálculo anterior. Ahora la tarifa del kilovatio se hace en un mercado mayorista con un precio por hora, y solo con un día de antelación, es decir, habrá 24 tarifas de kilovatio por hora distintas en vez de una.

¿Te afecta a ti? Si tienes una tarifa regulada, la antes llamada TUR, ahora PVCP, sí, porque deberás estar atento al precio del kilovatio por hora. Si estás en el mercado libre, no, pero perderás la referencia sobre si pagas mucho o poco.

Para fijar, con éste nuevo método, el precio, se hace una estimación de la cantidad de electricidad que se consumirá al día siguiente

Se hace una previsión de cuánta electricidad se consumirá en cada una de las horas del día siguiente. Se cubre el precio bajo una subasta, y el precio va cambiando según la hora, es decir, si hay una hora con más consumo, habrá más pujas, y su precio será más alto, que el de una hora con poco consumo, que será más barata.

Para todo esto, es clave el contador ‘inteligente’, que mide el consumo por hora, pero si no lo tienen, las empresas aplican un perfil estándar de consumo, y dará igual lo que consumas a la hora que sea, como es en el mayor número de los hogares en España.

Cuándo es más barata la luz

Habiendo entendido ya la factura y cómo se calcula la luz, toca hablar de cuándo es más barata la luz.

La mejor forma, si tienes una tarifa que sea por horas, es acudir a la página de la Red Eléctrica de España, donde publican diariamente los precios por kilovatio del día siguiente, a partir de las 20:30 horas.

ahorro de luz

Normalmente, éstas son las horas clave que debes saber, aunque varían dependiendo de si es período vacacional, o fin de semana:

  1. La hora más cara es de 21 a 22 horas
  2. La hora óptima es de 7 a 8 horas
  3. La hora más barata es de 2 a 3 horas

Por ejemplo, al momento de escribir éste artículo, el consumo de cada una de las horas anteriores es:

  1. La hora más cara cuesta 0,11€ el kilovatio
  2. La hora óptima tiene como precio 0,09€ kWh
  3. La hora más barata cuesta 0,08€ kWh

Así, puedes programar el encendido de los aparatos que más consumen en tu hogar, como la lavadora, la vitrocerámica, en invierno, la calefacción, o en verano el aire acondicionado, etc.

Aunque a nivel general, las horas matutinas y nocturnas, son las más caras, es decir, y las más baratas son las horas de madrugada, a partir de las dos de la mañana.

Habrá días en que la hora más cara, sea incluso más del doble que la hora más barata, sobre todo en verano e invierno.

Si tienes el tiempo y la paciencia de programar diariamente tu consumo, sí que te conviene este sistema, ya que verás reducido el consumo de la factura, que, en éste caso, ya no es bimestral, sino mensual.

La principal desventaja, es que no podrás saber a ciencia cierta si el cálculo de tu factura es correcto o no. Es el mismo método que te hemos dicho antes, pero calculado por cada hora de cada período facturado, es decir, 1440 cálculos en una factura bimestral. Una auténtica locura de la que ni Excel te puede librar.

La mejor solución: una tarifa con discriminación horaria

Si deseas ahorrar dinero, y olvidarte de planear cada horario en tu hogar, la mejor solución es una tarifa de discriminación horaria.

Significa dividir el día en dos horarios, es decir, horas punta (de día), y horas valle (noche).

Aunque también ha cambiado, el método es casi idéntico al de antes de octubre de 2015: la tarifa del horario en valle, es mucho menor que el de la tarifa de las horas punta, y depende de cada empresa. Normalmente la tarifa en horas valle es 50% más barata que en horas punta.

Las horas valle van de las 23 a 13 horas en verano, y de 22 a 12 horas en invierno.

Las horas punta, son de 13 horas a 23 en verano, y de 12 a 22 en invierno.

Eso sí, no siempre serán más baratas las horas valle que las horas punta, pero en general, es así.

Con la discriminación horaria elimina la incertidumbre, y solamente te conviene si tu consumo es, aproximadamente, mayor en un 30%, al menos, en horarios nocturnos que diarios, y que el consumo de día lo puedas controlar al máximo.

Si no eres capaz de controlar el consumo, lo mejor es que permanezcas en la tarifa estándar, y que revises diariamente el consumo a fin de saber la mejor hora para encender la lavadora, el aire acondicionado o la calefacción.

Para saber cuándo es más barata la luz, en resumen, es necesario saber qué tarifa has contratado, qué método de facturación, y revisar diariamente el precio del kilovatio hora, aunque siempre será, en madrugada.

Esperamos que, con toda ésta guía, tengas menos miedo cuando llegue a casa la próxima factura de tu consumo eléctrico, y que ésta sea mucho menor que la del período anterior. Ante cualquier duda, te recomendamos comparar con otras empresas, tarifas o formas de consumo, contrario a lo que se piensa, existen muchas ofertas y tarifas.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Álvaro dijo

    Gran artículo sin duda. Al final tener que mirar este tipo de cosas para todo el mundo no deja de ser un trastorno con lo que mucha gente “pasa” y sigue poniendo sus electrodomésticos cuando quiere/puede. Existen herramientas que hacen este trabajo por tí. Yo utilizo http://www.planergetic.com donde puedes personalizar tus electrodomésticos para tus propios horarios. Algo de ahorro estoy notando.

Escribe un comentario