Crisis global: Londres anuncia una recesión aún mayor

Londres

De los últimos meses que han transcurrido en el mundo entero, las naciones se han diferenciado unas a otras según su situación financiera. Están quienes han logrado abandonar la crisis financiera surgida en 2008 en los Estados Unidos; están quienes avanzan hacia una pronta recuperación y están quienes, también, les es muy difícil retomar el camino del crecimiento.

Y la última noticia asegura que la economía de Gran Bretaña caería casi un 5 por ciento hasta el próximo 31 de marzo de 2010, lo que en términos claros anticipa una recesión más profunda que lo conocido hasta hoy. Dentro de esta situación, Londres ha decidido aplicar un nuevo impuesto al trabajo.

El objetivo del gobierno inglés es que, mediante uno nuevos impuestos, se logren recaudar 550 millones de libras (900 millones de dólares) para los ciudadanos más pobres y los que se encuentren sin empleo. Sin embargo, esos 550 millones apenas conforman un pequeño porcentaje del gran dinero que se destino al salvataje del sistema financiero.

El Gobierno, por lo pronto, aguarda dos noticias para los próximos días. Primero, que la opinión pública no rechace el nuevo impuesto al trabajo como medida recaudatoria y, segundo, que su plan les permite abandonar la cruda recesión en la que se encuentra su economía.

Te puede interesar

Escribe un comentario