Crisis financiera: Reino Unido nuevamente en acción

Luego de tres meses de que el Reino Unido se haya visto obligado a aplicar un plan de acción para revertir la crítica situación financiera, nuevamente hace su aparición en el escenario internacional. Londres debe salir a rescatar a los bancos que, por cierto, tiene al Royal Bank of Scotland anunciando sus más grandes pérdidas.

Se trata del segundo plan de rescate financiero del Gobierno británico, luego de tres meses de haber salido a solventar a las principales entidades financieras afectadas por la crisis internacional. El objetivo principal es garantizar determinadas deudas para así incrementar el nivel de préstamos y reforzarse ante la crítica situación.

La demanda de crédito es fundamental para las empresas, los negocios y la gente, y su retracción profundiza la caída de los principales índices económicos financieros en las economías en desarrollo y las potencias mundiales. ¿La única salida? Si, solventar y reforzar el capital de las entidades bancarias para que éstas no empobrezcan y puedan mantener el nivel de créditos.

Y al hablar de bancos, el Royal Bank of Scotland prevé cerrar el ejercicio correspondiente al 2008 con pérdidas de hasta 30 mil millones de euros, el más grande déficit financiero de una empresa del Reino Unido, lo que generó la intervención estatal para generar mayor liquidez.

Te puede interesar

Escribe un comentario