Créditos para la inversión en bolsa

créditos para la inversión¿Créditos para la inversión? Uno de los grandes problemas de la inversión en bolsa se deriva de las situaciones en que las posiciones tomadas se encuentran en pérdidas y que hasta pueden ser muy acusadas. Ya no solamente por la disminución del patrimonio, sino porque puede que necesitas rescatar las aportaciones para afrontar algunos gastos urgentes: cumplir con tus obligaciones fiscales, abonar la cuota del alquiler del piso, o directamente afrontar un desembolso no previsto en tu presupuesto.

Ante este escenario, pocas son las opciones a la que puedes acogerte. O bien vendes las acciones con minusvalías, o por el contrario, tratas de buscar otras alternativas más satisfactorias para tus intereses. Desde tu punto de vista como pequeño inversor a partir de estos momentos dispones de una solución que puede ayudarte en estos casos, y que conviene que la conozcas. Se trata de acogerte a uno de los créditos para la inversión que han confeccionado las entidades bancarias.

Los créditos para la inversión son un producto de financiación que te concede un dinero para evitar que hagas una pésima operación en los mercados de renta variable. Están desarrollados con unas condiciones de contratación que no difieren en exceso de otras fuentes de financiación diferentes. Los importes máximos que proporcionan a sus demandantes son no realmente muy expansivos. Pero al menos te servirá para que no tengas que deshacer posiciones en los mercados en los peores momentos de la inversión.

¿Cómo son estos créditos?

En la actual oferta bancaria no se contemplan muchas líneas de crédito de estas características. Todo lo contrario, se tratan de propuestas muy puntuales que no reflejan una tendencia mayoritaria en la estrategia de los bancos. Y que como viene siendo habitual en estos casos te supondrá unos intereses que habrá que añadir a la operación. Se trata, en definitiva, de aguantar en tus posiciones en la bolsa hasta que la evolución de sus precios alcance – como mínimo – el precio de compra, y no tengas que malvenderlos ante esta desagradable situación.

No solamente sirven para proteger las operaciones en bolsa, sino de otros productos derivados de la renta variable (fondos de inversión, warrants, ventas a crédito, etc.). Los bancos no te exigirán ningún aval por su concesión, sino que la garantía de la operación estará representada por la propia inversión. Para ello cuentas con unos plazos de amortización muy flexibles, que pueden adaptarse a las necesidades que tengas, y que en cada caso son diferentes.

Bajo este escenario general, las propuestas que tienes en estos momentos se basan en modelos muy puntuales. Uno de ellos es el Préstamo Inversión que se ha encargado de comercializar Bankia para los usuarios que se encuentren en esta situación. Se caracteriza porque eres tú mismo quien eliges el tipo de interés al que va vinculada la vía de financiación. Puede ser fijo o variable, en función de tus necesidades, y por supuesto, del perfil que presentes como cliente. Y en donde incuso te dan la posibilidad de pagar 14 cuotas anuales para agilizar el proceso.

Otra de las opciones a la que puedes acogerte proviene del Crédito para la Inversión que ha desarrollado Deutsche Bank. En este caso, tendrás que asumir unos intereses más benévolos, pudiendo cerrar la operación en un plazo máximo de 10 años. Y que se mantiene con unas condiciones en igual línea que las expresadas en las características más comunes de este producto bancario.

¿Para qué te sirven estos créditos?

inversión en bolsaLa finalidad de estas vías de financiación son muy concretas, y deberás conocer en qué momento demandarlas, y lo más importante, cuales son las situaciones más proclives para que contrates esta clase de créditos tan especiales. Será lo que lo diferencia de otras líneas de financiación. Y que básicamente podrás formalizarlos en los siguientes escenarios.

  • En el preciso momento que necesites liquidez para afrontar algún pago urgente, pero tengas invertido tus ahorros en la renta variable, y encima perdiendo dinero en las posiciones abiertas.
  • Cuando aun subiendo en la cotización de sus precios, no te merezca la pena finiquitar la operación ya que piensas que tus ahorros pueden revalorizarse aún más.
  • Cuando no dispongas de los recursos necesarios como para afrontar los gastos que te vienen encima en los próximos meses.
  • Para obtener cualquier ventaja fiscal de tus posiciones, no solamente en la renta variable, sino también en la fija, y hasta en otros modelos alternativos para la inversión.
  • En las situaciones en las que tengas que ajustarte el vencimiento de los productos que tengas suscritos para rentabilizar los ahorros, y que por tanto, no podrás vender en las condiciones que quisieses inicialmente.
  • Cuando finalmente tu opción de no vender las inversiones sea una operación más rentable, y de la que puedes obtener muchos más beneficios, más de los que piensas.

¿Qué te supondrá su contratación?

La suscripción de los créditos para la inversión te supondrá una serie de gastos en su gestión y mantenimiento que deberás valorar para constatar si realmente te merece la pena realizar esta demanda a la entidad bancaria. No en vano, te supondrá unos desembolsos adicionales que repercutirán en el saldo de tu cuenta corriente. ¿Quieres conocerlos?

  1. Te aplicaran un tipo de interés que en todos los casos rebasa la barrera del 7%, y al que tendrás que hacer frente durante los próximos meses, y hasta que cierres la operación.
  2. Las posibles comisiones que puede conllevar la formalización de este producto, y que en el peor de los casos pueden elevarse hasta el 3% sobre el importe demandado.
  3. El incremento en el nivel de endeudamiento mientras tengas activada la concesión de esta financiación, con un sistema de cuotas mensuales que hará que te ajustes mejor al presupuesto familiar.
  4. Cualquier incumplimiento en los pagos te supondrá unas severas penalizaciones que te harán gastar más dinero del inicialmente presupuestado. Pudiéndote crear más de un problema.
  5. Por el contrario, no tienen gastos por su gestión o mantenimiento, pero en todo caso será muy conveniente que leas la letra pequeña del contrato para detectar algún desembolso oculto, y su cuantía real.

Los requerimientos de los bancos

requerimientos de los bancosComo en toda clase de créditos, te exigirán unas garantías para concedértelo. Van en la misma línea de otra clase de préstamos. En la mayoría de los casos será completamente necesario que aportes una nómina (pensión), o al menos unos ingresos regulares. También te ayudará que no tengas otras líneas de crédito contratadas, tanto en tu entidad como en otros bancos. Y si tu candidatura la puedes apoyar con una cuenta corriente solvente y saneada, pues mejor que mejor para tus intereses.

Por otra parte también será muy importante que no estés incorporado a ninguna lista de morosos (ASNEF, RAI o similares). Ya que de ser así, no te quedará más remedio que buscar otras opciones de financiación ya que et rechazarán tu solicitud con toda seguridad. Incluso en las plataformas financieras de concesión de créditos rápidos. Te conviene, por tanto, que no tengas deudas con los bancos, pero tampoco con el estado, y hasta con los principales servicios para el hogar (luz, agua, gas, etc.).

Y por supuesto, que detectes que realmente necesitas este dinero. No lo hagas por mera imposición, ni tan siquiera para no afrontar más gastos desde tu cuenta corriente. Ya que únicamente los ibas a incrementar. Y lo que es pero, de la forma más innecesaria. Su demanda solamente debe canalizarse en las situaciones de mayor urgencia en tu economía doméstica, no en otras.

¿Qué objetivos puedes conseguir?

créditos para invertirA través de esta operación en la financiación puedes conseguir los objetivos perseguidos, y hasta puede que te sea rentable. Aunque no en todos los casos se desarrolla de esta manera. Para saber que has tenido éxito en la concesión de este crédito, no te quedará más remedio que analizar sus consecuencias finales.

  • Cuando has obtenido la concesión del crédito bajo unas mejores condiciones de contratación, e incluso exento de comisiones y otros gastos en su gestión o mantenimiento.
  • En el momento en que la evolución de tus posiciones en la renta variable (o fija) haya cubierto tus expectativas, hasta el punto que las plusvalías se hayan instalado definitivamente en tu cartera de inversión.
  • A través del cobro de dividendos las posiciones abiertas en la bolsa. Y que pueden llegar a ofrecer un rendimiento fijo y garantizado de hasta el 8%,
  • Siempre que el rendimiento de tus inversiones supere los gastos que te supondrá asumir el tipo de interés que te aplicarán las entidades bancarias por la concesión de este crédito.
  • Al tratar de minimizar los peores escenarios en los mercados financieros, en todos los índices se encuentran atrapados en movimientos bajistas de gran calado.
  • Y por último, siempre y cuando no te suponga elevar el nivel de endeudamiento de forma peligrosa, hasta el punto que pueda peligrar el estado general de tus cuentas personales.

Consejos

Son unos créditos que solamente debes utilizarlos en ocasiones muy puntuales. Bajo ningún aspecto abusar de su demanda, aunque te fuesen muy mal las cosas en los mercados de renta variable. No olvides que dispones de otras alternativas más satisfactorias para solventar este problema de inversión que tienes en un momento determinado.

Entre estas alternativas a la financiación puedes decantarte por los créditos entre particulares. Con condiciones más beneficiosas para tus intereses, ya que conllevan menos gastos en su tramitación. Y sin olvidarte que siempre algún familiar podrá ayudarte a salir de este problema que te genera la inversión de tus ahorros.

De cualquier forma, será imprescindible que analices el plazo al que van dirigidos tus ahorros: corto, medio y largo. En función de ellos, la estrategia que deberás utilizar variará sustancialmente en lo que refiere a la demanda de una línea de crédito.

Te puede interesar

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario