Contracción de la economía alemana en el segundo trimestre del 2014

Alemania

Faltan apenas unos días para que Alemania de a conocer los datos oficiales sobre la evolución de su economía durante el segundo trimestre del año. Los pronósticos no son nada alentadores y el propio Ministro de Economía alemán, Rainer Bruderle, ya ha asegurado que tal vez haya que admitir un leve deterioro económico en el país germano. Podríamos estar hablando incluso de una contracción económica.

Y esta desaceleración alemana va a dificultar aún más el débil proceso de recuperación económica en Europa. Después de un buen primer trimestre, las autoridades alemanas han visto como la inestabilidad geopolítica internacional y los malos resultados de algunas economías europeas han llevado a Alemania a una situación un poco preocupante. Las expectativas de la mayor economía de la zona euro no contaban ni mucho menos con este retroceso.

Esta desaceleración o contracción del PIB alemán es lo mismo que ha pasado en Italia, que ha caído en recesión tras dos trimestres consecutivos en caída. Algo que también puede repetir Francia cuando en los próximos días también anuncie sus datos oficiales. A lo máximo que puede aspirar ahora mismo la economía gala es al estancamiento. Por cierto, una contracción de la economía alemana que no ocurría desde el año 2012.

Para más inri, el índice alemán que mide la confianza y las expectativas de los analistas se redujo de 27,1 puntos en julio a 8,6 puntos en agosto, el valor más bajo desde el 2012. Demasiado pronto nos quiso vender Europa la recuperación económica de la zona euro. Diversos factores son los que nos han llevado hasta aquí, sin duda alguna.

Por cierto, para los gobiernos que no le habían hecho caso, el Bundesbank ya pronosticó hace unos meses que la economía alemana se ralentizaría en el segundo trimestre del 2014, aludiendo a la crisis con Rusia. Como ya dijimos en un artículo anterior, las sanciones a Moscú, recrudecidas tras el misil que derribó el avión de Malaysia Airlines, traerían consecuencias negativas para la economía europea. Ya comenzamos a verlas.

 

 

Te puede interesar

Escribe un comentario