Continúa la huelga de los transportistas en España.

La suba de los precios del petróleo pone en jaque a la economía mundial. Las protestas sociales se hacen sentir cada vez más con más fuerza. Estas, ya adquirieron el carácter de global y más allá de las medidas de largo plazo para cambiar la matriz energética y que así menos dependiente del petróleo, existen sectores que demandan medidas en la brevedad. Este ese el caso del los transportistas, que utilizan los combustibles derivados del petróleo como insumo principal.

España no es la excepción.

A las protestas de los pescadores, se le han sumado la de los transportistas, que según se anuncia, han tomado ribetes violentos. A pesar de que aún existen algunos sectores que todavía no han aceptado la propuesta del gobierno, existen todavía camioneros que persisten con la huelga y se enfrentan violentamente con aquellos que si han llegado al acuerdo.

Más allá de estas implicancias que poco tienen que ver con la economía, uno de los voceros de las patronales que aún continúa el paro, Fenadismer, asegura que continuar la huelga continúa siendo más rentable, ya que la rentabilidad se reduce actualmente al 40% de los costes.  El paros es indefinido, aunque afirman estar abiertos al dialogo. Una tarifa mínima es la consigna innegociable. Mientras tanto, se acercientan los temores de desabastecimiento.

 

Fuente – REUTERSEL PAÍS

 

Te puede interesar

Escribe un comentario