¿Cómo te afectará la subida de tipos en EE UU?

Estados Unidos ha cambiado su política monetaria con la subida de tiposLa Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) ha puesto final a un proceso económico y ha decidido subir los tipos de interés un 0,25%. Después de meses de confusión, el órgano regulador norteamericano ha decidido finalmente subir el precio del dinero. No es alza fuerte, ni mucho menos espectacular, pero tiene una carga muy importante de simbolismo ya que ha acabado un período muy largo de estímulos monetarios. Concretamente no lo hacía desde hace prácticamente una década, concretamente en 2006, poco antes que estallase la grave crisis económica que ha afectado a los principales países.

Las repercusiones han ido mucho más allá de sus fronteras, como por otra parte es lógico comprender, y son innumerables los usuarios e inversores que a este lado del Atlántico se preguntan cómo les va a afectar esta trascendental medida monetaria. Especialmente en su relación con los mercados bursátiles, aunque también sus vínculos con los productos destinados para el ahorro.

Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal ha explicado la implantación de cambio monetario al afirmar que “la recuperación ha recorrido un largo recorrido, aunque aún no sea completa”. Toda una declaración de intenciones que indica por donde va a ir la economía de la primera potencial del mundo. Aunque hay una cuestión no menos importante en el tablero, y que afectará a los europeos: ¿seguirá la Unión Europea por el mismo camino?

Escenario monetario en Europa

El camino en el viejo continente, por el momento, es diametralmente opuesto al americano. La política monetaria es totalmente expansiva, y se espera que continúe al menos durante unos meses. El motivo no es otro que la falta de consolidación de le economía comunitaria, y que ha llevado a que los estímulos monetarios prosigan su curso. No en vano, para la próxima reunión del mes de marzo, Mario Draghi, presidente del banco emisor europeo, ya ha anunciado la implantación de nuevos estímulos monetarios.

Basta recordar que el precio del dinero en la zona euro es prácticamente inexistente, cercano a cero, como consecuencia de la mencionada estrategia económica. Y uno de sus principales efectos ha repercutido en los tradicionales productos para el ahorro. Su rentabilidad está bajo mínimos históricos, con rendimientos en los depósitos a plazo en torno a una media anual del 0,35%, y que contrastan con los generados más generosamente hace algunos años. Podían verse porcentajes cercanos al 5%, incluso más altos en las propuestas bancarias más agresivas.

Por el contrario, los demandantes de créditos o hipotecas son los más favorecidos por la aplicación de la política monetaria en la Unión Europeo. Los intereses de sus productos han bajado sensiblemente durante los últimos años, y en donde las hipotecas generadas desde los bancos son su mejor exponente. No en vano, el índice de referencia europeo, Euribor, está en unos niveles también desconocidos. La formalización de sus operaciones, por tanto, son beneficiadas por este escenario de la economía comunitaria.

Repercusiones sobre los inversores

¿Como afectará esta medida en los mercados europeos?En Europa no hay previsión de que aumenten los tipos de interés, por lo menos hasta que no se den las primeras señales en su recuperación económica. Y en este sentido, la caída en la actividad productiva de China juega en contra del cambio de tendencia en la política monetaria. Ya que podría afectar, tanto al consumo como a la inflación.

Este escenario sí que repercutirá en los mercados de renta variable. Como consecuencia de la subida de tipos en Estados Unidos, los valores más perjudicados de la bolsa española serán aquellos que estén relacionados con las materias primas y recursos básicos. Arcelor, Acerinox o Repsol serán algunos de los damnificados. Pero también otros expuestos a las economías emergentes, y muy especialmente los procedentes de Latinoamérica. En este sentido, Telefónica y algunos bancos de primer nivel serán sin duda los más perjudicados por esta medida.

Por lo que respecta al bando de los ganadores, no hay dudas, que estarán bien representados por las empresas exportadoras, como en el caso concreto de Inditex. Otro de los caballos victoriosos serán las empresas turísticas (NH Hoteles, Sol Melia o Amadeus). Y naturalmente las aerolíneas – con IAG como principal abanderado -, y cuyas acciones también se verán potenciadas por el descenso en el precio del crudo. Siendo uno de las opciones más recomendadas por los analistas de los mercados bursátiles.

¿Qué pasa con el ahorrador español?

En Europa se imponen los estímulos monetariosOtra situación bien diferente es la que afecta a los pequeños ahorradores españoles. ¿Continuarán los bajos rendimientos de los principales productos para el ahorro? Frecuentemente, los bancos se ven asediados por esta pregunta que les plantean sus principales clientes. Especialmente los ahorradores más conservadores que tienen guardados sus ahorros en estos productos (imposiciones a plazo, pagarés bancarios, cuentas de ahorro o planes de pensión).

Con respecto a los efectos de la subida de tipos al otro lado del Atlántico, los efectos sobre los ahorros de los usuarios bancarios españoles serán poco menos que apreciables. Notarán muy pocas diferencias, sin duda. No en vano, las cuentas corrientes y depósitos a plazos no ser verán casi afectados. Otra cosa bien distinta sería que esta medida se aplicase en la zona euro. Entonces sí que la repercusión se haría notar rápidamente en todos estos productos financieros, con una subida en sus rendimientos.

En cambio, los efectos sobre las pequeñas y medianas empresas si se empiezan a sustanciar. El encarecimiento del precio del dinero en Estados Unidos hace más competitivas a aquellas cuya actividad están basadas en la exportación, al igual que beneficia a las del sector turístico. Serán las que traten de rentabilizar esta medida con mayores oportunidades en sus negocios. Y de cualquier forma, no estarán exentas de otras vinculaciones con otros parámetros económicos, tanto nacionales como fuera de nuestras fronteras.

¿Es momento de invertir en bolsa?

Ante este nuevo escenario económico son muchos los pequeños y medianos inversores que se preguntan si puede ser buen momento para empezar a tomar posiciones en los mercados de renta variable. En principio, hay que advertir que los movimientos de alza en los tipos no son bien recibidos por los inversores. Desde luego que no, sino todo lo contrario. Y suele generar en las bolsas movimientos a la baja, a veces con reacciones muy sobredimensionadas. Aunque algunos analistas consideran que ya están descontados por las acciones de las compañías.

Desde este punto de vista, los mercados europeos son más valorados que los norteamericanos para tomar posiciones, especialmente al medio y largo plazo. Con un potencial alcista más fuerte, aunque por el momento su tendencia esté canalizada bajo una fuerte presión en la corriente vendedora. Y que en el índice de referencia nacional, le está llevando a tantear la psicológica barrera de los 8.000 puntos. En uno de los peores meses de los últimos años como ha sido enero.

De todas formas, no es una tendencia solamente de la bolsa nacional, sino que todos los índices bursátiles se han situado en terreno negativo durante las primeras semanas del año, algunas incluso con similar virulencia. Y hasta con movimientos excesivamente erráticos, que te impiden seleccionar la estrategia correcta para operar.

Diez consejos para invertir

Los mejores consejos para moverse en los mercadosEste escenario que tiene como epicentro la economía de los Estados Unidos debe incidir en un pequeño cambio de estrategia de los inversores minoristas. Deberán adaptar sus carteras de inversión en función de las políticas monetarias en las diferentes áreas economías del planeta, y como consecuencia de ello, seguir una serie de recomendaciones basadas en las siguientes actuaciones.

  1. Optar por los mercados europeos antes que por los norteamericanos, o de otras economías secundarias. Serán los que rentabilicen mejor estos movimientos, aun con los problemas estructurales en su economía, tal y como se puede constatar actualmente en su evolución.
  2. Alejarse, por el momento, de cualquier toma de posiciones en mercados emergentes que son los más perjudicados por este tipo de medidas monetarias expansivas, y que pueden desarrollar importantes correcciones durante los próximos meses. De momento, está tendencia ya se ha dejado sentir al inicio de este nuevo año.
  3. Comprar acciones de valores beneficiados por esta medida, en detrimento de las empresas vinculadas con materias primas, o incluso con la energía. Y en donde una correcta selección de los mismos será el pasaporte ideal para buscar un mejor rendimiento para los ahorros de las familias.
  4. Actuar con precaución, ante la posibilidad que se desarrollen fuertes movimientos de volatilidad que hagan muy difícil ejecutar cualquier estrategia para operar en los mercados financieros.
  5. La protección de nuestro patrimonio será el denominador común de todas tus actuaciones, y si es necesario descansar en nuestras relaciones con la renta variable, no habrá más remedio que ponerla en marcha rápidamente.
  6. Los inversores, como en tu caso, deberán buscar productos lo más seguros posibles, que a ser posible garanticen las aportaciones económicas con un rendimiento mínimo, y sin esperar notables revalorizaciones durante lo que resta de año.
  7. Habrá otras alternativas más beneficiosas para tus intereses, y que pueden proceder de fondos de inversión de retorno absoluto, valores con alta rentabilidad por dividendo, y hasta si diese lugar comprando bonos norteamericanos.
  8. Deberás evitar la toma de contacto con cualquier producto tóxico, o al menos que presente una fuerte exposición al riesgo. No son los más recomendables en el actual escenario económico. No en vano puedes perder una parte muy importante de tu capital.
  9. No te precipites en la toma de decisiones, y es preferible que medites la orden que vas a tomar. Cualquier error de cálculo te puede hacer perder mucho dinero, más del que puedes imaginarte. No lo olvides.
  10. Y por último, no habrás más solución para capear el escenario monetario que elegir los modelos más flexibles. Pueden adaptarse a todas las condiciones de los mercados financieros, tanto en situaciones expansivas, como recesivas.

 

 

Te puede interesar

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario