¿Cómo te afectará la bajada en los tipos de interés?

El Banco Central Europeo bajo los tipos de interésUna vez más, Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), ha vuelto a sorprender a los mercados financieros, y porque no, a los propios ciudadanos, y ha ordenado una nueva bajada, y en esta ocasión histórica, de los tipos de interés en la zona euro. Como consecuencia de esta medida, el precio del dinero ya no vale nada, ya que está al 0%, algo impensable hace pocas semanas para buena parte de los analistas económicos.

Una duda que está en el ambiente es porque se ha importado este recorte monetario sin precedentes en la historia de la Unión Europea. Desde el banco emisor europeo aluden que es imprescindible para que el flujo de los créditos llegue a su destinataria final, que no son otros que los usuarios. Pero desde otras fuentes no oficiales interpretan la implantación de esta medida como un muro de contención ante la recesión global que puede estar cimentándose en estos momentos. Y desde luego que no han dudado en lanzar sus mejores armamentos en forma de misiles monetarios.

Desde hoy el precio del dinero en la Unión Europea está al 0%, sin valor por este tipo de interés aplicado. Una noticia sorpresiva, que ha sido saludada por los mercados de renta variable, aunque no sin algunas dudas sobre su efectividad, tal y como se ha podido comprobar en las sesiones bursátiles posteriores a esta decisión. En cualquier caso, a partir de ahora, tanto agentes económicos, como los propios ciudadanos europeos tendrán que comenzar a aprender a vivir en este nuevo escenario que se plantea en el viejo continente. Sin antecedentes históricos que puedan explicar su implantación.

Tipos de interés: efectos

tipos de interés: dinero más barato Si bien la primera reacción ha venido de los mercados bursátiles, es bueno que se conozca cómo va a llegar finalmente a los ciudadanos europeos, y más concretamente a los españoles. Desde luego que va a tener muchas repercusiones en ellos, y más de las que pueden esperar inicialmente. No solamente como inversores de los mercados financieros, sino también como usuarios de los principales productos bancarios. En unos casos, saldrán beneficiados, pero en otros no tanto, incluso sus intereses serán desplazados con la aplicación de esta medida monetaria de honda repercusión en la economía internacional.

Y que muy especialmente tendrá que ver con las relaciones que tengas a partir de estos momentos con las entidades bancarias. Notarás algunos cambios que será aconsejable que conozcas en su profundidad, o al menos como afectan a las operaciones bancarias que realizas con mayor frecuencia. En unas, saldrás ganando y te beneficiará para ahorrar algo de dinero en tus movimientos. Pero en otras, el balance final será menos satisfactorio, como podrás comprobar.

Prácticamente todas las operaciones bancarias se verán afectadas por la reciente bajada en los tipos de interés en el precio del dinero, casi sin excepción. Desde la solicitud de un préstamo personal hasta la formalización de una imposición a plazo. Sin olvidarse, claro está, que los mercados de renta variable serán más sensibles al valor nulo del dinero, con sus consiguientes revalorizaciones en valores, índices y sectores de la bolsa, especialmente la europea. Aun sin saber cuánto tiempo durarán estos movimientos alcistas.

Menor rendimiento al ahorro

Una consecuencia directa en el abaratamiento, casi total, del precio del dinero como consecuencia de la bajada en el tipo de interés será un descenso en la rentabilidad de los principales productos destinados para el ahorro (depósitos, pagarés bancarios, y hasta cuentas corrientes). Porque en efecto, los bancos pueden trasladar inmediatamente esta medida a los clientes. Con una bajada de los tipos de interés que aplican a sus productos.

Uno de los efectos de esta contundente medida es que el rendimiento que generarán estos modelos de ahorro será prácticamente nulos. Ya de por sí estaban bajo unos márgenes muy poco competitivos para los clientes. En donde era raro que sobrepasasen el umbral del 0,50%. Pues bien, a partir de estos momentos puede ser menor y reducirse en unas cuentas decimas con respecto a los márgenes comerciales anteriores a la declaración del máximo responsable de la política monetaria de la Unión Europea.

Esta incidencia puede originar que muchas familias, ante la falta de rentabilidad de sus ahorros, se dirijan a otros diseños que puedan producir un incremento en el retorno monetario. Y en este sentido se sientan atraídos por los mercados de renta variable, y de una u otra forma, en ciertos fondos de inversión. Aun a costa de asumir mayores riesgos, ya que estos productos no garantizan ninguna rentabilidad en ningún caso.

Líneas de créditos más baratas

los bajos tipos de interés benefiarán a los créditosNo todo será desfavorable para los intereses de los clientes bancarios, si este es tu caso. Un precio del dinero que cuesta cero, irremediablemente beneficiará la demanda de todas las vías de financiación: hipotecas, créditos al consumo, personales o microcréditos. No en vano, la mayor facilidad que tendrán los bancos para acceder a un dinero más barato se trasladará a las operaciones de los clientes.

El primer efecto positivo se saldará con una rebaja en los tipos de interés que aplican las entidades bancarias a sus productos de financiación. Las condiciones de contratación de los créditos, por tanto, serán más competitivas, con intereses más bajos que incidirán en que las cuotas mensuales que tengas que abonar sean más asequibles. No será mucha la diferencia, pero supondrá algunos euros por cada operación que formalices desde estos momentos.

En cualquier caso, no supondrá un relajamiento en los requisitos que te impongan los bancos para acceder a los créditos. Serán prácticamente como hasta ahora, en donde cada entidad solicitará sus propias condiciones para formalizarlos: domiciliación de nómina, vinculación con otros productos, avales de otras personas, o hasta aportar un historial inmaculado. En este sentido, no habrá ningún tipo de variaciones.

Efectos sobre las inversiones

efecto de tipos de interés bajos en las bolsasComo habrás comprobado, su primera manifestación se ha producido en los mercados de renta variable. De forma inmediata, e incluso beneficiando a quienes ya tienen tiene posiciones abiertas en la bolsa. Tras una sesión errática del jueves, que fue de más a menos, al día siguiente la reacción fue más favorable, con apreciaciones de casi el 4% en todos los mercados europeos, especialmente en el sector bancario.

¿Cuáles son los valores más sensibles a esta bajada en los tipos de interés impulsada por Mario Draghi? Pues no hay ninguna duda, los pertenecientes al sector bancario, y por extensión a otras actividades financieras (compañías de seguros, intermediarios, etc.). No en vano, son los más sensibles a este plan monetario, tal y como se ha podido constatar en los mercados financieros durante los últimos días, con subidas por encima de la media, y que en algunos casos muy puntuales incluso han llegado a apreciarse hasta el 12%.

De todas formas, y si eres pequeño inversor, deberás conocer que todos los sectores bursátiles son receptivos a las subidas, ante este escenario que se abre en la economía europea. Y de los que puedes beneficiarte si has tomado ya posiciones en la bolsa. Queda por esclarecer la intensidad de estas alzas, y durante cuánto tiempo se mantendrán. No en vano, el panorama bursátil actual está dominado por la incertidumbre, y como consecuencia de ello, por la fuerte  volatilidad en las cotizaciones de las compañías.

Hasta el punto, que si deseas proteger los ahorros, podrás suscribir los fondos de inversión más receptivos con la relajación en el precio del dinero, al menos en la zona del viejo continente. A través de unas actuaciones rápidas podrás obtener también un gran beneficio a tus ahorros. Aunque todo apunta a que será bajo unos efectos muy limitados. Con toda seguridad que se producirán correcciones en los mercados. Que servirán, en el caso de los inversores más agresivos, para incrementar sus posiciones en los parqués.

Algunas recomendaciones para salir beneficiados

Si quieres que la rebaja en el precio del dinero no te deje fuera de juego, no te quedará más remedio que incidir en una serie de estrategias que no debes olvidar en el actual escenario económico. No solamente como inversor, sino también como cliente bancario. Y que en todos los casos, pasan por las siguientes actuaciones.

  • Si estás ante la necesidad de demandar un crédito, de la naturaleza que fuese, espérate tan solo unas semanas más, ya que con toda seguridad lo puedas formalizar con unos tipos de interés más bajos. Y de esta forma puedas contener los gastos para destinarlos a otras necesidades en tu vida diaria, incluso dándote un pequeño capricho para celebrarlo con mayor entusiasmo.
  • Cada vez está más claro que para conseguir un más óptimo rendimiento para tus ahorros, no habrá más remedio que arriesgar en la elección de los modelos de inversión. Y en donde los depósitos a plazo juegan cada vez un papel más secundario por el poco interés que ofrecen sus rendimientos anuales.
  • Endeudarte es cada vez más factible, siempre que tus niveles de ingreso te lo permitan, ya que el precio que pagarás por las cantidades demandadas se está reduciendo sensiblemente. Aunque en ningún caso deberás abusar de estas operaciones, ya que pueden lastrarte para los próximos años, y hasta más de lo que te imaginas.
  • Seguramente la baja del tipo de interés active los movimientos alcistas en la renta variable, tanto española como europea, pero con correcciones por medio que podrán limitar tus objetivos para rentabilizar el patrimonio.
  • En cualquier caso, no será un plan monetario que dure toda la vida, y si contratas un crédito personal, o hasta una hipoteca, al final de su duración podrán variar sus condiciones. Si en cambio formalizas alguna de estas vías de financiación a corto plazo, saldrás más beneficiado de la operación.
  • Para terminar, piensa que se ha llegado al recorte máximo en el precio del dinero, y que ya no habrá más munición para atajar cualquier crisis económica que se presente en nuestras sociedades.
Te puede interesar

3 comentarios

  1.   emigrados dijo

    Algunos que hemos tenido que emigrar agradecemos mucho esta información que nos aclara como están las cosas allí.

    1.    Jose recio dijo

      Me alegro que así sea. Gracias

  2.   josechu dijo

    Pero todo en contra de nosotros, los usuarios

Escribe un comentario