Como la Fed, el Banco Central Europeo mantiene su principal tasa de interés

Hace un par de días, la Reserva Federal anunció que mantendría su tasa directriz en 2%. Ahora, y tal como lo esperábamos, el BCE decidió hacer lo propio y dejarla en 4,25%.

El banco central del continente, recordemos, había subido esta tasa en un cuarto de punto con la ilusión de limitar la inflación en la Eurozona.

Como venimos diciendo desde nuestro espacio, la inflación llega a niveles récord, golpeada por el alza de precios de la energía y los alimentos.

En julio, los precios al consumo progresaron 4,1% a nivel interanual, un nivel que nunca habíamos visto desde la creación de la zona euro en 1999 y más del doble del objetivo del BCE, que preveía una inflación apenas inferior al 2%.

El banco del continente, que tiene como principal misión mantener el nivel de los precios, dará el 14 de agosto la primera estimación del crecimiento en la zona euro en el segundo trimestre.

Te puede interesar

Escribe un comentario