¿Cómo invertir un premio obtenido en el juego?

¿Como puedes rentabilizar los premios en el juego?Ya no es ningún secreto que cada vez hay más canales para hacerte multimillonarios a través del juego y apuestas del Estado. Cada vez se van confeccionando nuevos productos, y actualizando otros, para que tengas un golpe de suerte y cambie tu vida radicalmente. Así de sencillo. Si eres el titular de un boleto o billete premiado en uno de los muchos sorteos que se celebran a la semana, seguramente ya no tengas que preocuparte para ir a trabajar, y mucho menos para contener tus gastos. Tendrás la vida resuelta, quizás hasta para siempre.

Solamente tendrás que reunir unos pocos requisitos para engrosar la lista de personas agraciadas por la fortuna. En primer lugar, y como por otra parte es lógico, participar en el sorteo a través de la cantidad que consideres oportuna, o al menos te permita el presupuesto que has diseñado para el mes. Y lo más importante, y a la vez más difícil de cumplir, que seas agraciado con el premio principal del sorteo o juego. Si es así, serán otros los problemas que tendrás de aquí en adelante. Pero, por supuesto, que mucho más soportables para tus intereses personales.

Con toda seguridad, que el premio que consigas te ayudará a cancelar las deudas contraídas, incluso tapar algún que otro agujero económico, y hasta ya no necesites que ningún banco te adelante la nómina. En cambio, empezarás a disfrutar de una vida de lujo y confort, que solamente habías visto en las películas norteamericanas. No en vano, pasarás a convertirte en una nueva clase social, la de los nuevos ricos.

Impuestos sobre lotería y juego

impuestos que deberás pagar por los premiosSolamente tendrás un único problema, y no menor. Todo el dinero que ganes a través de estas actividades lúdicas no será íntegramente para ti, ni mucho menos. Tendrás que pagar muchas cantidades al fisco. No tendrás más remedio, aunque te moleste un poco. Todos los premios, por importes superiores a 2.500 euros, estarán gravados con una tasa del 20%. Como consecuencia de esta medida fiscal para el juego, si eres agraciado con un premio de 100.000 euros, no recibirás integra esta cantidad, sino que serán 80.000 euros, tras haberte descontando los impuestos correspondientes a la actual normativa. A parte, claro está, de la cantidad que declares en tu próxima declaración de la renta.

El impuesto sobre el juego, por otra parte, no tendrás que pagarlo en el banco o en los organismos fiscales, sino que ya viene descontado en el preciso momento que lo cobres. Ello producirá que este regalo tan inesperado no sea tan goloso como cuanto te enteraste que habías sido el agraciado de este premio. Y que a medida que el importe sea mayor, el descuento por vía fiscal también será más elevado, aunque bajo el mismo porcentaje.

¿Cómo invertir el premio gordo?

No obstante, todo el dinero que te dejes ante Hacienda lo podrás recuperar, y con creces. Seguramente te extrañe este planteamiento y te estés preguntando de qué forma. Pues muy sencillo, invirtiendo todo el premio en algún producto para el ahorro o la inversión. Y que podrás rentabilizarlo desde un mínimo del 5%, y hasta los máximos que marque la evolución de los mercados financieros, o el acierto de tu decisión.

Al tratarse de un dinero con el que no contabas, puede que la mejor opción sea invertirlo en su totalidad en la renta variable. Aunque a través de varios formatos de inversión. Uno de ellos, el que cuenta con mayor seguridad y protección al patrimonio adquirido inesperadamente se basa en optar por un valor que cuente con un alto rendimiento por dividendo. En torno al 6% puede ser un porcentaje que satisfaga tus expectativas, y que será lo que te estará rindiendo todos los años por este dinero, e independientemente de la evolución que pueda tener en los mercados bursátiles. Podría tener un incremento adicional de rentabilidad por este concepto.

Tomas posiciones en la bolsa

una de las estrategias que dispones en invertir el premio en la bolsaLa bolsa es la forma más rápida para rentabilizar la operación, y hasta puedes acudir a los mercados internacionales que mejor comportamiento estén desarrollando este año. Aunque bajo comisiones más elevadas. Desde este escenario, y si la inversión se mueve en tendencia alcista podrá obtener cerca del 20%. Es decir, habrías anulado los efectos del pago de los impuestos tras la concesión del suculento premio.

Otra alternativa que dispones es continuar arriesgando. Y que mejor manera que en los productos financieros más sofisticados del mercado. Warrants, fondos cotizados o ventas a créditos pueden constituirse en alguna de tus principales elecciones. El riesgo siempre será mucho mayor, pero a cambio la recompensa también se elevará.

¿Y quién dice si otra vez no puedes tentar a la suerte? Tienes la vida cubierta, y merece la pena obtener, por ejemplo, una rentabilidad cercana al 50%. Es muy alta, cierto, peo a través de los productos inversos no será nada imposible, ni tan siquiera estos porcentajes. La cuestión es hacer una buena elección en los mercados de renta variable.

Moderación con los fondos

Si no deseas arriesgar todas las ganancias obtenidas en el juego, tienes en los fondos de inversión un recurso a tu alcance para ampliar los beneficios del premio. Ciertamente las ganancias no serán tan altas como en el anterior formato de inversión, pero al menos lo protegerás ante posibles pérdidas en el patrimonio constituido.

Si eres un inversor más agresivo podrás optar por los fondos basados en renta variable, bien internacionales, o emergentes, con los que puedes formalizar incrementos de entre el 10% y 20% sobre el capital invertido. Si a pesar de todo, no deseas exponerte excesivamente siempre tendrás como recurso acudir a los fondos mixtos, que están combinados con activos financieros procedentes de la renta fija. Aunque tus ganancias bajarán sensiblemente, moviéndose habitualmente en  una franja que va del 5% al 10% como rendimiento anual.

Y siempre te quedará como último recurso los productos compuestos íntegramente por renta fija, y que raramente te generan rentabilidades por encima del 5%. Aunque, por el contrario, tu dinero estará más asegurado, y te evitarás las inestabilidades de los mercados financieros. Con la importante ventaja que podrás elegir entre una gran variedad de fondos, tanto nacionales como de fuera de nuestras fronteras.

Guardarlos en un depósito a plazo

Si ya no quieres seguir tentando más a la suerte, y lo que realmente deseas es tener el dinero con un mínimo rendimiento tienes en las imposiciones a plazo el mejor de los productos bancarios. No en vano, no arriesgas nada en tu patrimonio, y puedes obtener una importante recompensa como fruto de las altas aportaciones que vas a dotar a tu depósito.

Deberás buscar los depósitos más rentables que vienen desarrollando algunas entidades, que ofrecen hasta el 2% en los productos destinados a nuevos clientes, o cuando menos formalizados en su promoción. No obstante, dispondrán de unos plazos muy cortos y que raramente exceden de los 6 meses. Incluso podrás optar por los depósitos vinculados a la renta variable como fórmula para mejorar estos márgenes, y acercarte a la barrera del 5%.

Y, si quiere arañar un poco más en los beneficios, la contratación de una cuenta de alta remuneración puede ser la última solución para incrementar tu patrimonio con mayor seguridad, y que te reportarán unos beneficios anuales en torno al 2% en los modelos más rentables que proporcionan las entidades financieras. Y todo ello a través de un producto, que no requiere de condiciones especiales, y que aporta una liquidez inmediata y total a tu saldo. Como consecuencia de ello, estarás en disposición de disfrutar del premio en cualquier momento, y sin límites.

7 consejos para rentabilizar el premio

los mejores consejos para invertir las ganancias de tus premios en el juegoDe todas formas, para ampliar el patrimonio generado por el premio obtenido en el juego , no estará de más que importes una serie de recomendaciones que podrán ser muy útiles para tus intereses. Y que con toda seguridad te ayudarán a conformar un patrimonio aún mayor del que tienes hasta este momento. Solamente tendrás que ser receptivo a alguna de las siguientes propuestas.

  1. Estarás en mejor disposición para arriesgar más en tus inversiones, y como consecuencia de ellos, podrás optar por productos más agresivos que generarían un alto rendimiento en los escenarios más favorables.
  2. Será el momento más adecuado para agilizar las operaciones, y destinarlas al corto plazo, para que poco a poco el saldo de tu cuenta corriente vaya subiendo. En tu actual situación no tiene ningún sentido alargar las operaciones por encima de 12 meses.
  3. Con tanta liquidez como tienes, es siempre más aconsejable la renta variable que la fija, ya que cubrirás tus objetivos en menor espacio de tiempo, aunque pueda fallarte alguna de las inversiones realizadas.
  4. Si tus intenciones es proteger parte del capital, lo tienen muy fácil, ya que solamente invertirás el 50% del precio, y la otra mitad podrás destinarla para disfrutar de los placeres de la vida, que por otra parte son muchos.
  5. El que seas millonario no significa que debas abandonar las medidas de protección para tus inversiones. Sino al contrario, deberás multiplicarlas para que se vaya por el camino parte de las ganancias obtenidas por el premio obtenido.
  6. Deberás plantearte un objetivo mínimo para tratar de conseguirlo en unos plazos razonables, y en función de ello, disponer de un capital aún más tentador. Y que en este caso, sí que te permitirá vivir de las rentas durante toda tu vida.
  7. A través de diferentes estrategias en la inversión (intereses periódicos, dividendos, etc.) podrás constituir una fuente de ingresos fija y garantizada durante todos los años. Con un rendimiento que oscilará normalmente entre el 2% y 6%. No es mala idea para sacar un buen beneficio a este premio que te ha tocado.
Te puede interesar

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario