Cómo ahorrar en el uso del aire acondicionado

aire_acondicionado-okey

El verano, de llegada inminente, siempre viene acompañado de los lógicos calores que hacen que el aire acondicionado se convierta en nuestro principal aliado.

Siempre es bueno recordar consejos que los que tenemos este aparato quizás ya sabemos, aunque no viene mal refrescarlos. Y que pueden servirles a quienes están por comprarse uno.

Lo ideal es usarlo de manera razonable y elegir un aire acondicionado que tenga la potencia necesaria para los metros cuadrados de la habilitación a enfriar. Si no escogemos bien, tendrá que funcionar por encima de sus posibilidades para enfriar.

Y ahí es cuando aparecen dos gastos innecesarios: el primero, más consumo eléctrico por tener que tener el aparato siempre a plena potencia; y el segundo, desgastar el aparato más rápido de lo necesario.

Otro punto clave es tener las puertas de las habitaciones colindantes cerradas y las ventanas.

Un punto a no olvidar es que el hecho que haga calor no implica que tenga que hacer frío dentro de las casas. Recomendamos una temperatura continua de 25º y no variar porque cada grado que bajemos la factura de electricidad se podría incrementar entre un 7% y un 8%.

Te puede interesar

Escribe un comentario