Comercio Justo: solidaridad y justicia social.

Comercio Justo

Se ha discutido mucho en la teoría económica acerca de  como considerar al ser humano, específicamente como analizar su toma de decisiones como agente económico que es. Básicamente la discusión consiste en si las personas tienen o no, como principal objetivo maximizar su beneficio económico, el suyo exclusivamente.

Desde el punto de vista más práctico, Comercio Justo parece aportar lo suyo a la discusión.

Permitir que el productor “logre obtener un ingreso digno que refleja el valor real de su trabajo y le permite impulsar sus propios medios de desarrollo comunitario y comercial”. Esta es solo una de las frases que uno puede leer en las páginas de presentación de esta institución.

Se centra en pequeños productores de países en desarrollo. Les asegura un mercado y un precio por encima del que se les puede pagar comúnmente, minimizando la parte del intermediario. Pero en el comercio intervienen dos partes. Lo que recibe el comprador es un producto certificado, que le brinda la seguridad de estar comprando algo que se produjo bajo determinados estándares sociales y medioambientales. Como ser: que no intervinieron niños en la producción y que los hijos de los productores van a la escuela. Y también como se señala más arriba, que la mayor parte posible del precio que se paga llega a quien lo produjo.

Las dimensiones de este fenómeno alcanzaron en el 2006 2200 millones de dólares y abarca más de 70 países. Existen tiendas específicas para productos de comercio justo en algunos países. También vía Internet se puede conseguir más información para cada país.

VIA – CNN EXPANSIÓNCOMERCIO JUSTO

Te puede interesar

Categorías

Noticias

Rodrigo Gorga

Tengo 20 años y vivo en Montevideo Uruguay, donde nací. Estudio Economía en la Universidad del República y estoy cursando tercer año de esa... Ver perfil ›

Escribe un comentario