China no cree que vaya a ser primera economía mundial a finales del 2014

China y Estados Unidos

Hoy el mundo económico debate sobre un informe que acaba de publicar el Banco Mundial. En él se sugiere que China podría convertirse ya en la principal economía mundial por delante de Estados Unidos a finales de este 2014 gracias al mayor poder adquisitivo de su moneda. Sin embargo son los grandes líderes políticos y economistas chinos los que han rechazado de plano esta idea.

Sí es cierto que el gigante asiático está camino de liderar las economías del mundo en un futuro. Las previsiones apuntan a que este hecho se producirá antes del 2020, pero hoy quieren minimizar las comparaciones del informe del Banco Mundial. ¿El porqué? Pues posiblemente para evitar la presión de tener que asumir mayores obligaciones financieras en un momento en el que su propia economía no está tan boyante.

La Oficina de Estadísticas de China se ha mostrado muy reticente y ha mostrado sus reservas sobre la metodología de estudio empleada por el Banco Mundial para colocar al país asiático como primera economía mundial ya a finales del 2014. El gobierno chino se ha mostrado siempre reacio a la hora de reconocer los hitos que muestran su auge económico. No lo hizo cuando superó a Alemania como el mayor exportador del mundo o cuando pasó a Japón para ser la segunda economía mundial, por ejemplo.

El Fondo Monetario Internacional ha pronosticado un crecimiento económico de China para este año en torno al 7,5%, casi el triple de las perspectivas para la economía de Estados Unidos, que se sitúa en un 2,8%. Lo curioso del caso es que China apenas se sitúa entre los cien mejores países en cuanto al nivel de ingresos medio de sus habitantes. Es decir, con respecto al salario de los estadounidenses la diferencia sigue siendo brutal.

Por aquí es por donde surgen principalmente las grietas de la economía china y las dudas a la hora de situarla ya a finales del 2014 en el primer puesto de las economías mundiales. A esto hay que añadirle que el yuan chino cayó a mínimos históricos en los últimos 16 meses con respecto al dólar. Hasta tal punto de que algunos expertos aseguraban hace unas semanas que la moneda china no va a crecer en un futuro próximo.

¿Tiene China entonces motivos para rechazar los postulados del informe del Banco Mundial?

 

Te puede interesar

Escribe un comentario