China, condenada por su régimen de importaciones de autopartes

La Organización Mundial del Comercio consideró que el régimen de importación chino es discriminatorio, al darle la razón a Estados Unidos, la Unión Europea y Canadá.

La demanda había sido presentada en 2006 y le reprochaba a Pekín imponer aranceles aduaneros variables a las piezas de automóviles que ingresaban al país. Esta es la primera derrota de la nación oriental en la OMC, a la cual se sumó en 2001.

El gendarme del comercio internacional expresó que las medidas adoptadas por China son “incompatibles” con las reglas mundiales ya que “someten las piezas de automóviles importadas a un tratamiento menos favorable que el tratamiento otorgado a las piezas de coches similares de origen nacional”.

Recordemos que la nueva política automotriz de ese país, vigente desde 2004, prevé que cuando las piezas importadas representan más del 60% del valor de un coche hecho en territorio nacional, las aduanas chinas le apliquen los aranceles previstos para autos completos.

Ahora, China tiene 60 días para apelar la decisión de la OMC.

Te puede interesar

Escribe un comentario