China advierte a EE.UU que no se inmiscuya en las protestas de Hong Kong

Hong Kong

El Ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, ha advertido a Estados Unidos y a otros países extranjeros que no se inmiscuyan en los asuntos internos chinos, en referencia a las protestas que se están produciendo estos últimos días en Hong Kong. El ministro emitió ayer este comunicado, poco antes de reunirse en la Casa Blanca con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien había asegurado que estaba siguiendo muy de cerca las protestas de Hong Kong.

Mientras tanto, los manifestantes continúan ocupando el distrito financiero hongkonés. Wang se reunió primero con su homólogo estadounidense, John Kerry, en Washington, antes de dirigirse a la Casa Blanca. Wang le dijo a Kerry que todos los países debían respetar la soberanía de China, un principio básico que rige las relaciones internacionales. Si Estados Unidos viviera una situación como la que se vive en Hong Kong, afirmó Wang, China no tendría porqué entrar.

Kerry le sugirió a Wang en nombre de Estados Unidos que mostrara moderación ante las protestas masivas de Hong Kong que desafían al gobierno comunista. Más tarde, el ministro chino se reunió en la Casa Blanca con Obama y su asesora de seguridad nacional, Susan Rice, para hablar especialmente de la visita del presidente norteamericano a China el próximo mes de noviembre. Pero la reunión se vio ensombrecida por los disturbios de Hong Kong.

En un comunicado, la Casa Blanca aseguró que Estados Unidos siempre ha apoyado el sistema abierto que es esencial para la estabilidad y la prosperidad de Hong Kong, el sufragio universal y las aspiraciones del pueblo hongkonés.

Los manifestantes, en su mayoría estudiantes, están exigiendo la plena democracia y han pedido al presidente ejecutivo, Leun Chung Yin, que dimita de sus funciones. Durante estos días, han acampado en las principales calles y plazas de Hong Kong y han amenazado con ocupar los edificios del gobierno si no se cumplen sus peticiones. Precisamente hoy, los manifestantes han empezado a ocupar las zonas próximas a las oficinas del presidente.

Leun Chung Yin ha advertido que está dispuesto a dejar que las manifestaciones se prolonguen durante varias semanas si fuera necesario, desafiando por tanto a las demandas de los estudiantes. Unas manifestaciones que se desencadenaron después de que el gobierno chino anunciara de que puede restringir la presencia de candidatos para las elecciones del 2017. Los manifestantes llaman a esto falsa democracia y solicitan la dimisión de Leun y que Pekín invierta su decisión.

 

Te puede interesar

Categorías

Noticias

Jose Manuel Vargas

Me llamo José Manuel, soy de Jerez de la Frontera pero en la actualidad vivo en Narón (A Coruña). Licenciado en Filología Hispánica, he... Ver perfil ›

Escribe un comentario