China, ¿futura potencia económica o un espejismo financiero?

Siempre que se hace referencia a China se la menciona como el “gigante chino”, pues más allá de contar con más de 150 millones de habitantes, constituye una de las más grandes economías. ¿Por qué más grandes? Porque el consumo interno es el corazón de sus finanzas, que establecen hasta hoy un crecimiento anual del 9,5 por ciento.

Sin embargo, como ocurrió con Estados Unidos, Dubai y Grecia, el temor a una nueva burbuja financiera no se disipará en mucho tiempo, lo cual obliga a los organismos de crédito internacionales y potencias como Estados Unidos intentar limitar el crecimiento chino.

Es por ello que el primer ministro chino Wen Jiabao, aseguró que la nación no cederá ante las presiones internacionales que tienen como objetivo “señalar algunos países, obligarlos a tomar medidas influyentes y frenar sus divisas. Sin embargo, varias naciones aseguran que el yuan se encuentra en bajos niveles para incrementar las exportaciones y, de esa manera, potenciar el consumo interno y mantener el crecimiento económico.

Si bien esto es cierto, el temor a una crisis en el país asiático es grande, y más lo es si el dólar pierde más poder ante el gigante chino. Es por ello que Europa, el FMI, Estados Unidos y ahora Brasil exigen “más moderación china”.

Te puede interesar

Escribe un comentario