Cerró otro banco más en Estados Unidos por culpa de la crisis financiera

El Integrity Bank, del Estado de Georgia, cerró sus puertas y se convirtió así en el décimo en quebrar en lo que va del año en Estados Unidos, que siente cada vez más los efectos de la crisis “subprime”.

La Agencia Federal de Garantías de Depósitos (FDIC) tiene 1.100 millones de dólares de activos y 974 millones de dólares en depósitos.

Para llevar tranquilidad a sus clientes, la FDIC garantizó los depósitos, que serán retomados por Regions Bank, una banca regional de Alabama.

Este banco, que apenas tenía cinco sucursales, no sería el último en quebrar, según anticiparon desde la Agencia Federal.

El más importante que debió cerrar sus puertas en los últimos tiempos fue el californiano Indymac.

Te puede interesar

Escribe un comentario