Cementera mexicana vende sus filiales en Austria y Hungría

Cemex, la tercera cementera del mundo, se desprendió por 485 millones de dólares de sus 106 filiales en Austria y Hungría, en el marco de una estrategia para reducir la deuda que arrastra desde que compró en 2007 una empresa competidora australiana.

La compañía se desprenderá del 100% de las acciones, que pasarán a manos de Strabag SE, uno de los principales grupos europeos de la construcción.

En los dos países europeos, Cemex tenía 31 plantas de agregado, 70 de concreto y cinco de adoquines.

Recordemos que el gigante mexicano se había adueñado de Rinker a mediados de 2007 tras abonar 16.000 millones de dólares que fueron financiados mediante deuda.

Te puede interesar

Escribe un comentario