El fenómeno del Carry trade

Algunas cifras hablan de 350.000 millones implicados en este instrumento

Se ha hablado mucho de la crisis de las hipotecas de alto riesgo (suprime) que ha desembocado en una inestabilidad de los mercados producto de la dimensión que este fenómeno  había adquirido. Pero otro fenómeno que es producto de circunstancias muy parecidas y con consecuencias también no muy disímiles es: el carry trade. Otro de los instrumentos creados en el sistema financiero mundial gracias a su exceso de liquidez. 

Más específicamente consiste en pedir un préstamo en una moneda a una tasa interés muy baja, o casi nula (generalmente el yen), y colocar ese dinero en algún otro activo financiero que me permita hacerme de una ganancia (por ejemplo un bono del tesoro norteamericano). La tasa de interés en Japón se ha mantenido históricamente baja, y el diferencial de tipos de cambio también se ha mantenido estable, lo cual ha hecho ganar millones y millones.

En teoría el yen en ese lapso de tiempo se debería apreciarse para que se compense el diferencia de tasas de interés, pero las autoridades japonesas han estimulado que su moneda este subvaluada y de esa forma fomentar sus exportaciones.

El problema empieza, cuando el precio del yen no mantiene su estabilidad a la baja, y se eleva, como ha sucedido este año.

Ante una caída del precio de las acciones, los especuladores tratan de vender lo más rápido posible su cartera de activos financieros. Con este dinero obtenido se disponen a comprar yenes para saldar sus deudas. Esto a su vez genera una apreciación del yen, por el aumento de su demanda. El fin del carry trade, tendría consecuencias devastadoras  en el precio de los activos financieros, y acrecentaría aún más la falta de liquidez.

Basado en un artículo de Michael Lim.

Te puede interesar

Escribe un comentario