Bush pidió ayuda a todos los sectores para evitar caer en la recesión

En momentos donde la economía tambalea, hay una palabra que parece estar prohibida, sobre todo para los funcionarios. Y ni hablar si el cargo que ocupan son presidentes…

Sin embargo, George Bush sorprendió hoy al admitir que “si la crisis crediticia empeora, el país entrará en una recesión profunda”.

Más allá de esta declaración, enseguida el presidente de Estados Unidos buscó llevar tranquilidad que su país tiene “la economía más dinámica y saldrá adelante”.

“Yo siempre he creído en el mercado, pero esta vez me han convencido, el gobierno debía actuar de una manera contundente, y fui al Congreso para pedir que aprobara un plan de rescate”, explicó Bush.

Además, aseguró que los depósitos están garantizados y agregó que la “garantía estatal no fallará”. “El gobierno ayudará para que la gente pague las hipotecas”, cerró.

Te puede interesar

Escribe un comentario