¿Es buen año para la inversión en bonos?

bonosNo solamente la inversión de los ahorros puede canalizarse a través de la renta variable. Hay otros productos financieros que pueden ser receptivos de tus operaciones en los mercados. Entre los que destacan los bonos, entre otros activos financieros. Pueden ser nacionales o corporativos o incluso dentro la inversión nacional, bonos de las comunidades autónomas, más conocidos como patrióticos. En cualquier caso, puede constituirse en una alternativa para la inversión para este año que está a punto de comenzar.

Pero una de las preguntas que te plantearás en estos precisos momentos es si un buen momento para optar por los bonos. Cualquiera que fuese su naturaleza y condiciones de contratación. Pues bien, todo paree que no es el momento más indicado para abrir posiciones en este producto financiero de tan especial relevancia. Por una serie de razones que te vamos a explicar a continuación. Para que de esta forma, dispongas de todas las claves sobre si te conviene o no suscribirlo en el actual contexto en el que se desarrolla la economía internacional.

En cualquier caso debes conocer que posicionarte en los bonos es adentrarte en la renta fija. Con todas las características que conlleva esta clase de inversión hasta ahora tan del agrado de los perfiles más conservadores. Con una rentabilidad que puede variar en función de muchas variables de la economía: inflación, crecimiento económico, deuda, etc. Hasta hace pocos meses generaba una rentabilidad media anual en torno al 4%. Aunque sus diferencias dependen de la clase de bonos que contrates.

Bonos: ¿qué dicen los analistas?

Los expertos en los mercados financieros no son muy partidarios de impulsar esta inversión durante los próximos meses. Hasta el punto, que algunos de ellos, inciden en que este mercado puede ser objeto de la burbuja de una parte de la renta fija. Con un riesgo muy importante para todos los pequeños y medianos inversores que estén posicionados en este importante activo financieros. Si esto fuese así, no dudes que perderías una parte muy importante de tus ahorros.

En las actuales circunstancias, las recomendaciones de los analistas financieros van en la línea que tienes más que perder que ganar. Hasta el punto que son mucho más proclives a que inviertas tu dinero en los mercados de renta variable. Con un potencial de revalorización mucho más importante para el 2017. De todas formas, mucho dependerá de los bonos que suscribas. No en vano, no es lo mismo el bund (bono) alemán que los periféricos como los de Grecia, España, Italia o Portugal, entre otros.

Otro aspecto que deberás tener en cuenta a partir de estos momentos es que cualquier rentabilidad generada en ejercicios precedentes no tiene porqué repetirse durante el año 2017. Ni mucho menos, tal y como vas a comprobar a través de este artículo. Todo parece ir encaminado a que optes por otras estrategias de inversión. Algunas de ellas mucho más seguras para que puedas proteger con mayor eficacia tu patrimonio.

¿Vuelta a un escenario inflacionista?

inflaciónUno de los peores escenarios para la contratación de los bonos es que emerja la inflación en los principales países internacionales. Por una serie de motivos que podrás comprender a continuación. Tras un periodo prolongado de deflación, ¿estamos asistiendo al regreso de la inflación en la economía mundial? Los indicadores de este indicador macroeconómico parece que confirman este peligroso escenario coyuntural. Al menos está subiendo en naciones de gran relevancia como son el Reino Unido, EE. UU. y Alemania.

Por lo que respecta a Estados Unidos, hay que indicar que los resultados de las elecciones presidenciales en EE. UU. han sido interpretados por los mercados financieros como un nuevo guiño inflacionista de cara a los inversores. El programa del presidente electo Donald Trump va por este camino. Con un notable incremento en el gasto público, como una de sus fórmulas para reactivar la economía norteamericana. Todo un síntoma de la tendencia de carácter inflacionista que podría llegar al otro lado del Atlántico a partir de este nuevo año.

Situación del mercado de bonos

El momento que presenta estos productos es de una sobrevaloración más que relevante. No van a generar el mismo retorno sobre los ahorros como antes. Incluso corres el riesgo que se vaya a niveles negativos. O como apuntan algunos importantes analistas del mercado a que estalle la tan temida burbuja de la renta fija. Y muy concretamente de los bonos estatales. Se trata de una alternativa que debes prever para garantizar tus ahorros. Al menos como una posibilidad de las muchas que pueden ocurrir durante este complicado año para el mundo del dinero.

Por lo que respecta a los bonos corporativos, a corto plazo puede ser más interesante su contratación. Siempre bajo un control máximo en tus posiciones. No en vano, hay opciones que se desarrollen las mejores oportunidades en los mercados mundiales de renta fija. En cualquier caso, sin que pierdas de vista la mitigación del riesgo. Con algunas opciones de inversión más interesantes que otras. Es aquellas por las que te debes de decantar a partir del mes de enero.

También debes tener en cuenta que el bono alemán puede ejercer de valor refugio en los peores momentos de 2017. Para aprovecharte de esta situación tan especial, no tendrás más remedio que hacer un hueco en tu cartera de inversión para esta clase de inversión tan característica en los perfiles de algunos pequeños y medianos inversores. Por encima del bono de Estados Unidos, que sería otros de los que mejora comportamiento debería tener en los mercados financieros. Aunque la subida de tipos y las políticas económicas de Donald Trump pueden perjudicar en estos objetivos.

¿Cómo puedes actuar con los bonos?

Para desarrollar tus operaciones dispones de diferentes estrategias que pueden ser muy eficaces para rentabilizar tus ahorros a partir de estos momentos. Ante todo será muy necesario que las apliques con una gran disciplina. Para que no salten las alarmas ante cualquier escenario adversos de los mercados financieros. Básicamente procederán de estas actuaciones que deberás llevar a cabo para conseguir los objetivos de una manera más eficaz.

  • Debes actuar con mucha precaución debido a los malos presagios que existen sobre este mercado de renta fija. Sin exponerte en exceso en las aportaciones económicas que realices en las posiciones abiertas.
  • Puedes combinar esta inversión con otros activos financieros para proteger tus ahorros. El  producto que mejor recoge esta tendencia son los fondos de inversión basados en cualquier clase de bonos.
  • No vayas a periodos de permanencia muy largos, sino por el contario mientras sean más cortos mejor. Dentro de los plazos naturales en esta clase de productos financieros. Evitarás los peores escenarios que puedan presentarse durante este año.
  • Aunque será gradual, el endurecimiento monetario de la Reserva Federal no crea un trasfondo especialmente favorable para los fuertes estímulos presupuestarios que se esperan con la llegada del nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Bonos muy patrióticos

bonos autonómicosTambién dispones de una alternativa muy original que puedes hacer efectiva durante este nuevo año que se va a presentar. Se trata de los bonos procedentes de las comunidades autónomas y que popularmente son denominados como bonos patrióticos. Los emiten territorios como las comunidades de Madrid, Cataluña, Galicia, País Vasco, Murcia y Navarra entre otras muchas. Pero que se rigen bajo unas características muy bien definidas y que es muy necesario que conozcas. No con otra finalidad que contratarlos, si este es tu deseo en el mundo del dinero.

La rentabilidad que ofrecen estos productos de la deuda pública regional es muy variable, en función de quienes sean los emisores de estos bonos tan originales y a la vez más desconocidos. Oscilan entre retorno entre el 1% y 6%. En muchos de los casos, generan un interés mayor que en la deuda publica convencional. Pero a cambio de presentar mayores riesgos. Porque en efecto, si por algo se caracterizan estos productos es porque requieren de una mayor estabilidad. Hasta el punto que los emisores no puedan cumplir con sus plazos.

A medida que el riesgo se incrementa, la rentabilidad también lo hace de forma proporcional. Es la cuota de peaje que debes asumir si estás en condiciones de contratar alguno de estos bonos tan particulares. Es por ello por lo que no son muy recomendados por parte de los principales agentes financieros. Se suscriben en los mercados alternativos y pueden propiciar que puedas perder parte de tu patrimonio en los escenarios más desfavorables que pueden presentar estos productos financieros.

Conclusiones sobre los bonos

En la actualidad no es una de las propuestas más válidas para defender tus intereses como pequeño ahorradores que eres. Ofreciendo más inconvenientes que ventajas. Con menos perspectivas de revalorización que antes. Ahora es solamente una opción para suscribir en algunos momentos determinados. Pero nada más allá de esta estrategia. Bajo el riesgo que las operaciones no se canalicen como tu deseas. Tienes otras alternativas más rentables, en especial en las derivadas de los mercados de renta variable.

En buena parte de las propuestas no compensa la suscripción de la mayoría de los bonos. Sea cual fuese su naturaleza y hasta los plazos de permanencia a los que van dirigidos. En una franja que oscila entre uno y cinco años. Aunque por el contrario, puedes formalizarlos por importes muy asequibles para la mayoría de las economías domésticas. Prácticamente a partir de 1.000 euros por cada emisión. Con el pago de su interés a su vencimiento. Como en la mayoría de los productos vinculados a la renta fija.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario