Brasil reduce el gasto y paraliza la economía

Al parecer, el sistema financiero se encuentra en plena etapa de cambios en todo el mundo, y el principal de ellos es el severo intento de ajustar la economía en aquellas naciones con serias dificultades para mantener sus cuentas en orden. Grecia, España, Portugal, en Europa, han debido recurrir a los ajustes con serios impactos negativos en toda la población.

Sin embargo, en Brasil, el gobierno de Luis Inacio Lula da Silva también anunció que deberá implementar un paquete de medidas para reducir el gasto público con el objetivo de enfriar o paralizar la economía. Guido Mantega, ministro de Hacienda de Brasil, anunció que se reducirá el gasto en 5700 millones de dólares, con el objetivo de enfriar la economía antes de que aumenten las tasas de interés y perjudiquen los planes del Gobierno.

Ante ello, Mantega remarcó que bajo ningún motivo el recorte del gasto afectará la inversión en planes sociales y obras públicas, en momentos en que el país goza de una gran etapa en donde ha crecido la clase media, se redujo la más pobre y se prevén índices de crecimiento sostenido en los próximos tiempos.

Los informes privados y públicos, además, estiman que Brasil crecerá a tasas chinas, o sea, en altos niveles.

Te puede interesar

Escribe un comentario