Bolivia compra su parte en el transporte de gas a firma británica y evita una demanda

El Gobierno de Evo Morales llegó a un acuerdo con la británica Ashmore para adquirir todas sus acciones en la transportadora de gas boliviana Transredes, algo que anula la demanda internacional contra el Estado que había emprendido la firma europea.

A partir de este acuerdo, Ashmore cede sus acciones a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), que representaba un 25% del total de Transredes, que a su vez es encargada de bombear gas natural a Brasil.

Aunque no trascendieron los montos pagados a Ashmore, YPFB pagó a la holandesa Shell por su 25% en Transredes alrededor de 120 millones de dólares.

El acuerdo es un paso más para completar la nacionalización de los hidrocarburos, una de las banderas políticas de Evo Morales. Recordemos que el Gobierno había nacionalizado en junio por decreto las acciones de Shell y Ashmore en Transredes.

Te puede interesar

Escribe un comentario