Bernanke, a favor de la defensa de la economía

Los Estados Unidos de América representan un caso muy puntual acerca de cómo un país es capaz de destruir su economía, refundar una nación y volver a retormar el camino de la lenta pero progresiva recuperación mientras no descuida su liderazgo global como potencia.

En ese sentido es el que defiende el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, quien en términos de poder sería el hombre más poderoso de los Estados Unidos casi como su mismísimo presidente, Barack Obama.

El titular de la Reserva Federal redobló el compromiso del banco central estadounidense para evitar que la crisis de Europa afecte al país americano en pleno proceso de reconversión.

Los últimos datos del empleo demostraron una baja en el desemplo que ha impactado favorablemente en la economía, aunque al mismo tiempo Bernanke aclaró que aún falta recorrer un largo camino para un pleno empleo y un consumo equivale.

Mientras, Estados Unidos lentamente vuelve a ser el protagonista.

Te puede interesar

Escribe un comentario